Rumbos Cósmicos
Las mascotas como protectores psíquicos.

Las mascotas son muy importantes porque nos ayudan a combatir el estrés, nos dan compañía y nos protegen de muchas formas. Lo ideal es que no sean mascotas demasiado dependientes, como aquellas que necesitan de muchos cuidados. Lo ideal es un perro ó un gato, ya que los perros nos ayudan a protegernos de los delincuentes y los gatos de las plagas. Pero en el aspecto psíquico un perro puede traer la armonía y hasta protegernos de accidentes, pues muchas veces, si nos iba a suceder algo malo a nosotros ó a uno de nuestros familiares pequeños, le sucede a nuestra mascota. Por su lado, en el caso de los gatos, nos protegen de los malos espíritus y hasta de las envidias, ya que son guardianes psíquicos y ahuyentan a cualquier mala energía, por lo que siempre es muy bueno tener un gato en casa y si es posible, también en el trabajo.