Rumbos Cósmicos
La energía psíquica y espiritual.

Lo cierto es que, entre más energía psíquica tengamos, mayor será nuestra creatividad, inteligencia y persistencia. Por eso, cuando alguien deshonesto invoca a algún espíritu maligno, generalmente tratan de robarnos energía, entre otras cosas. Razón por la cual, después de un ataque psíquico en las horas de dormir, suele ocasionar que despertemos muy cansados, lo que provoca que nuestro rendimiento e inteligencia disminuya,





todo con el fin de que no podamos combatir o defendernos de nuestros enemigos. Pero siempre hay formas de contrarrestar ese tipo de ataques, como puede ser con las típicas tijeras abiertas bajo el colchón, una moneda de plata dentro de la almohada, o un amuleto de protección que sea capaz de absorber la energía negativa del espíritu maligno, que es una forma de lanzar un contraataque, pues antes de que él nos robe energía, lo despojamos de la suya, y de ese modo no puede hacer más daño.