Amuletos.
La conservación de los amuletos.


En ocasiones podemos llegar a encontrar un amuleto muy bueno, pero si en algún momento se nos pierde, es porque alguien quiere dejarnos sin protección, por lo que es importante conseguir otro igual, lo más pronto posible. También es importante que los amuletos se conserven limpios, incluso, si escribimos algo en ellos y se borra,




se limpia con un solvente o con alcohol, para poder volver a escribir, y luego se pasa por incienso, formando círculos, primero círculos hacia la izquierda y luego hacia la derecha, para que el amuleto sigua funcionando apropiadamente. Otro caso, es cuando un amuleto se rompe, el caso es que si no se trata de una reliquia, lo mejor es reemplazarlo de inmediato. Sin embargo, si fuera una reliquia familiar, histórica, etcétera, lo ideal es hacer una muy buena restauración, de modo que no se note que se rompió, y una vez hayamos terminado con eso, hay que pasarlo por el incienso para que recupere su fuerza.