ir arriba
..elamoxtli
.

La Verdadera Historia.



Creación del Universo

Historia Universal

Historia de la Virgen de Guadalupe

Forma de contra el Tiempo

Uso Del Calendario Sagrado

Pronunciación

Diccionario

Los Profetas

Los Arcángeles

Las Profecías

Creación del Universo:

xisten varios mundos pero todo lo que posee vida tuvo su origen en un mismo sitio y en un mismo tiempo, por lo que todos los que poseemos vida somos Seres individuales y al mismo tiempo parte de un solo Ser.
En el principio existió el vacío, y la energía; esto es una sustancia que siempre ha existido, hoy en día la percibimos a través del movimiento de los planetas y de los átomos, es decir, es algo que evidentemente existe pero no vemos directamente, sin embargo, percibimos su presencia.
En el inicio de la existencia esa energía de alguna forma por causas accidentales ó por azar comenzó a cambiar tomando conciencia de sí misma, formándose así, el primer Ser llamado Racna; este Ser agrupó la energía en esferas, formando así la primera figura geométrica de la existencia, pero Racna vio que no pudo crear nada más, aun cuando lo intento muchas veces, entonces, destruyó la esfera y a partir de ese momento descubrió el secreto de la creación, que es la dualidad del universo, lo que hoy conocemos como el principio del Yin y el Yang, que es una esfera de dos colores. La que por un lado representa la primera figura de la existencia, que es la esfera, seguida por la fusión de los contrarios (Blanco, negro; grande, pequeño; lejos, cerca; bien, mal; luz, oscuridad, etcétera).

El caso es que en base a esferas y al principio de la dualidad, fue formando todas las cosas, razón por la que no es extraño que tanto las partículas subatómicas como los planetas sean esferas.
A través de la historia, Racna ha sido conocido con muchos nombres, desde Dios, El Gran Espíritu, Alá, Brahma, El Alma Universal, etcétera.

Sabemos que Dios, creó el universo en varios intentos, por esa razón es que existe la evolución de las especies y el continuo perfeccionamiento del universo así como de las leyes naturales, sin embargo, aunque Racna (Dios) nos permite saber algunas cosas, hay otras que las ha guardado en secreto desde el principio de los tiempos.
Siguiendo con la historia de la creación, Racna dividió el universo en varias dimensiones, así tenemos los Cielos, el mundo que conocemos a simple vista y los submundos. Siendo un universo en varios niveles, en donde los Seres más evolucionados viven en los niveles más altos, mientras los menos evolucionados, en los más bajos. Pero siempre se puede subir y bajar, dependiendo de nuestras acciones. Sin embargo no existe el castigo eterno ni un demonio mayor como narraban algunos sacerdotes, como fue en la época de la inquisición.

En cuanto a los Seres vivientes, se componen principalmente de dos partes, que es el cuerpo y el espíritu, y esto es todos los planos de existencia, de modo que si alguien se va de este plano, deja el cuerpo, pero su alma viaja a otro plano astral en donde ocupará otro cuerpo, aunque de características diferentes.

En el mundo que conocemos a simple vista, a veces las cosas son difíciles, y la mayoría del tiempo nuestra vida transcurre entre altas y bajas, Pero para ayudarnos, Dios envía a sus primeros hijos para ayudar a todas las personas, porque la humanidad necesita conocer lo que es el bien y el mal, ya que solo así pueden ser libres. Pero además, Dios con la ayuda de sus primeros hijos buenos elige de entre toda la humanidad a aquellos que por sus virtudes pueden ser guía para los demás. Aunque antes de ser así, deben pasar por una serie de pruebas, para probar que son dignos de ello. La mayoría logran superar las pruebas logrando convertirse en los profetas de numerosas religiones buenas; ellos son como nuestros hermanos mayores y nos ayudan a encontrar el camino de lo Verdadero. En el caso de no superar la prueba se convierten en falsos profetas que se dedican a tratar de confundir a la humanidad.

Historia Universal:

l principio no se sabía nada de Dios, porque al llegar a este mundo no recordamos nada, además las cosas eran difíciles, el clima no siempre era benigno y cuando morían pensaban que era para siempre; pero las personas de entonces, podían percibir un orden constante, en la naturaleza, viendo que todo aquello tenía que haber sido creado y ordenado por alguien, sobre todo al ver los movimientos del Sol y de la luna. Entonces había un joven que durante su sueño vio a un Ser creando el universo, y en el sueño le llamaban: “Racna”, a veces lo veía como uno y a veces como dos Seres, entonces Racna le dijo:

“Mi pequeño Om, hijo mío; que es lo que te preocupa”.

Y Om le dijo:

“Oh Racna, la vida es difícil y corta, acaso todo acaba para siempre aquí”.

Entonces Racna le dijo:

“ No temas esta dificultad ni ninguna otra angustia, los que has conocido ahora esta con migo.

La muerte es solo apariencia, y las dificultades desaparecerán al pronunciar mi nombre.”

Al día siguiente Om contó todo lo que escuchó en su sueño.

Y en adelante cuando alguien tenía un problema, al llamar a Racna las dificultades desaparecían; Esa fue la primera noticia de Dios, pero al igual que entonces en todas las épocas las personas trataron de encontrar la Verdad del universo y al Ser que todo lo ha creado; y de una ú otra forma Dios siempre ha inspirado la Verdad de alguna forma, por lo que Racna ya sea como uno ó como la pareja creadora del universo (Ya que al ser un universo dual, a veces se presenta como un solo Ser y en ocasiones como dos) ha sido llamado de distintas formas: Dios, Alá, Brahma, El Gran Espíritu, La Ley del Karma... En el continente americano, fue llamado Ometeotl, además, se supo que Racna vive en el Omeyocan o Cielo más alto, junto con Ometecuhtli, así como que tuvieron cuatro hijos que les ayudaron a seguir creando el universo. Por lo que existen cuatro rumbos del universo, cuatro climas (Estaciones del año), cuatro puntos cardinales, cuatro formas en que se manifiesta la materia que son: Aire (gas), agua (líquido), fuego (materia incandescente como es la luz, el rayo, la electricidad, y el fuego mismo), y tierra (sólido).
También vieron como sus cuerpos no eran más que vehículos, y que dentro de ellos existía una esencia que no muere. Entonces construyeron la Ciudad Sagrada de la antigüedad llamada Tomoanchan, fue construida para registrar los cuatro cambios de clima y en general el movimiento del universo, pues si bien la Ciudad registra los movimientos del sistema solar, lo que en apariencia solo es una parte. La Verdad es que el orden del movimiento desde las partículas subatómicas hasta el macro universo material siguen el mismo orden desde el principio de la creación, en que todo fue ordenado en cuatro y una región central. Así la Ciudad sagrada de la antigüedad registra el orden del movimiento a través de una serie de templos que registran continuamente los aspectos del tiempo. Los templos principales fueron dedicados a Omecíhuatl y a Ometecuhtli (La pareja creadora).

Las personas de aquellas regiones, al principio vivían con dificultad, pero entonces buscaron la presencia de Dios, y pudieron encontrar la paz y la prosperidad, desde entonces le fue transmitido desde cosas como la ciencia y el arte, hasta las cosas más importantes como son: La justicia y la unión.

Pero hubo un tiempo en una nación en donde llegó a gobernar un joven rey llamado Yayontzin, quien nació en un año Tecpatl, cerca de una región montañosa. Al principio fue un buen rey, que parecía ser, llegaría a ser un profeta, pero con el tiempo comenzó a proteger los vicios y pronto se convirtió en un amante de la guerra, conduciendo a su pueblo en una serie de batallas en contra de otras naciones. Yayontzin era un terrible guerrero y en cada batalla tomaba junto con su ejército cuantos prisioneros le era posible, los cuales después sacrificaba en honor de Tezcaltipoca. Que era el nombre con que se conocía al hijo rebelde de la pareja Divina. Tezcaltipoca es un Ser que ama la guerra y la destrucción, él domina a los espíritus rebeldes y es quien gobierna los submundos.
En ese tiempo los abusos que se cometían eran muchos, pues no se respetaba en nada la libertad y la justicia, pues reinaba la esclavitud, y la ley solo era para los poderosos. Fue cuando Dios envió un mensaje a través de los sacerdotes buenos, pero la gente no quiso escuchar, entonces una gran erupción volcánica acabó con ese lugar quedando todo cubierto por lava y polvo volcánico, como recuerdo de aquellos sucesos. Ello sucedió en el año 2196 A. S. / 186 A. C. Es importante ver, que si bien existe la libertad, ello no significa que se pueda violar la libertad de otros. Por esa razón fue castigado el pueblo que Yayontzin.

Si bien existe la libertad, también es bueno al menos dar gracias a Dios por el sustento material y espiritual. Aunque basta con que algunos sean fieles a Dios y así por sus oraciones se pueden salvar todos los demás.

Muchos años después nació en otro reino que se encontraba en las costas del océano pacífico, un príncipe a quien llamaron: Yopi, pero a diferencia de Yayontzin, llegó a ser un guía para su nación, era un hombre honesto y devoto de las cosas de Dios, por esa razón siempre había abundancia: las cosechas eran buenas, y los árboles siempre daban abundantes frutos. Yopi era muy querido por su pueblo, a donde en ocasiones llegaban personas de otras regiones, en donde la vida a veces era difícil, sin embargo, al llegar eran bien recibidos, todo el pueblo se alegraban de poder ayudarlos.
Yopi siempre se preocupo por el bienestar de su pueblo. A veces, cuando llegaba a haber una gran tormenta, el océano se agitaba con fuerza, amenazando arrasar a la pequeña nación, pero entonces Yopi elevaba sus plegarias al Cielo y todo regresaba a la calma.

El joven príncipe se casó con una hermosa doncella llamada Xochiquetzal, juntos gobernaron con justicia por varios años. Hasta que un maligno rey que gobernaba una nación del norte, conoció a Xochiquetzal durante una fiesta a la que asistieron varios gobernantes de la región. Entonces al ver la belleza de la princesa, surgió en él una gran envidia y algunos meses después, esperó la oportunidad de que Yopi se encontrara ausente. Fue cuando invadió el reino junto con su ejército, raptando a la hermosa Xochiquetzal.

Al llegar la terrible noticia a oídos de Yopi, de inmediato partió hacia la nación del norte para rescatar a su esposa, fue una batalla difícil. Pero logró vencer al maligno rey del norte; desafortunadamente Xochiquetzal murió durante la batalla. Yopi desconsolado, tomó el cuerpo sin vida de la bella Xochiquetzal y lo llevó hasta lo alto de una montaña, y allí colocó el cuerpo, arrodillándose a su lado, con gran tristeza al no poder soportar la partida de su amada, al poco tiempo, todo quedó cubierto por la nieve. Lo último que se vio fue a dos mariposas flotando en el aire, elevándose hacia el cielo, entonces fue cuando ambos partieron de este mundo en el año 1522 A. S. (490 D. C.), y hubo una gran tormenta que duró varios meses. Después de esos sucesos, el reino de Yopi, fue conducido por su hermana llamada Yoztlamiyahuatl, quien gobernó con justicia durante muchos años.

Uno de los primeros cuatro colaboradores de la pareja Divina fue el rey sacerdote conocido como Topiltzin, quien tenía el alma de Quetzalcóatl de quien habla abundantemente los libros de historia antigua, sobre todo en países como México, Guatemala, Belice, Perú, etcétera, aunque también fue conocido a través de sacerdotes importantes como es el casos de Kukulkán en la zona maya ó Viracocha en la zona Inca, no siendo extraño que muchos de ellos fueran de piel blanca pues provenían de Teotihuacan cuyo Verdadero nombre es Tollan (Tulan) donde vivió Topiltzin; y eso es, porque muchos Toltecas eran de piel blanca, como también narra el Popol Wuh (Libro sagrado de los Mayas) donde dice que había Toltecas de piel morena y de piel blanca.

Aunque de Quetzalcoatl se habla abundantemente en los libros. Lo cierto, es que la historia fue distorsionada para servir a los propósitos de la Iglesia romana, quien aprovechando que Topiltzin, (La encarnación de Quetzalcóatl quien fue uno de los cuatro primeros colaboradores de Dios) era de raza blanca, quiso utilizar su historia para asociarlo al cristianismo. De forma que los antiguos habitantes del continente americano pensaran que Quetzalcoatl había sido cristo, y así se resistieran menos a la Iglesia romana, mentira que con el tiempo modificaron, para decir que Quetzalcoatl en realidad había sido santo Tomás. El caso es que la historia fue siendo cambiada poco a poco con un mal propósito.

Debe decirse que cuando los europeos trajeron consigo a la Iglesia primitiva a América, quisieron destruir todo rastro de cultura, como una forma de destruir la memoria de la historia. Así que después de destruir antiguos libros e inscripciones, trataron de reescribir la historia, creando imposturas, para engañar a las personas. Eso sumado a amenazas de muerte para quien se negara a aceptar sus creencias. Así vemos que sí originalmente Topiltzin fue un hombre de piel blanca, pelo rubio. Luego por órdenes de la Iglesia primitiva se distorsionó los hechos, diciéndose que Quetzalcoatl había sido un hombre: Blanco, de pelo negro, virgen y barbado. Y es que no es difícil ver la impostura sí se observa con cuidado antiguas inscripciones en piedra que se encuentran en zonas arqueológicas correspondientes en muchos casos a ciudades antiguas que fueron abandonadas antes de la conquista y posteriormente descubiertas mucho tiempo después de la independencia de la mayor parte de los países del continente americano. Esto fue para asociarlo a Jesús, ya que las características de hombre blanco, virgen, de pelo negro, barbado corresponden a Jesús, como no es difícil deducir. En el caso de Topiltzin si bien era blanco, no tenía el pelo negro, y la barba que aparece en algunos códices es un signo para representar una edad avanzada y no una costumbre. Así al principio de la conquista incluso se llegaron a escribir imposturas sobre hechos falsos que decían que Jesús luego de la supuesta resurrección apareció en América predicando su evangelio, y que fue conocido como Quetzalcoatl.

La historia sobre Quetzalcoatl fue manipulada en principio por la Iglesia primitiva, ya que de antiguos códices y fuentes históricas sé sabía que Topiltzin Quetzalcoatl siendo un mensajero de Dios, transmitió a las personas las virtudes, prohibió todo tipo de prácticas barbáricas que muchos trataron de surgir en aquellos días, a causa del dios rebelde. Lo que no fue exclusivo de esa época. Porque existen tiempos en que las prácticas barbáricas tratan de resurgir de variadas formas, como es hoy en día la pena de muerte, o el aborto en algunos países. El ejemplo de Topiltzin como un servidor de Dios fue seguido por los sacerdotes de su orden a pesar de muchas dificultades, Orden que existió aun antes de que Quetzalcoatl viniera a través de Topiltzin.
Topiltzin enseño muchas cosas buenas, pero también llegó a hacer cosas prodigiosas, como hacer que el viento trajera las nubes de lluvia para que así las cosechas fueran buenas, como aún se observa en algunas inscripciones antiguas, también podía curar a las personas, usando su propia energía vital, (Actualmente se sabe que es posible curar a otras personas a través de nuestra propia energía psíquica, la cual es más fuerte en algunas personas que tienen un don especial). Y esa fue la señal de que Topiltzin, junto con Quetzalpapalotl (Mamá de Topiltzin) eran la reencarnación de Quetzalcoatl.




Representación de Quetzalcoatl, nótese el gorro cónico y la cruz que lleva en la mano, que son signos que portaban los sacerdotes hace mucho tiempo.

Luego cuando la conquista logró sus objetivos quemaron esos escritos para que no quedara rastro de aquellas antiguas imposturas que sirvieron para confundir a los antiguos americanos, que incluso antes de ser quemados se inventaron otras imposturas para servir de alguna forma de transición, como las que asociaban a Quetzalcoatl a Santo Tomás.

Un ejemplo de esto fueron algunos códices o libros antiguos que fueron falsificados, luego esas falsificaciones fueron destruidas para hacer nuevas falsificaciones, con el fin de lograr una mayor confusión, y de esa forma fuera olvidada la Verdadera historia y doctrina. Y es que cuando una mentira es repetida tantas veces, podemos llegar a creer que es Verdad, pero al igual que cualquier otra mentira, tarde que temprano llega a ser descubierta.

La Verdadera historia de Quetzalcoatl es la siguiente: Muchos años antes de la llegada de Cristobal Colón al continente americanos, algunos vikingos (que suelen ser de piel blanca) se aventuraron a navegar más mucho más allá de Europa, muchos de ellos llegaron al norte de América, pero algunos más osados, navegaron más al sur llegando hasta las costas de lo que hoy se conoce como México, adentrándose hacia el centro donde encontraron tierras altas con clima agradable para ellos (cabe mencionar que por aquellos días el clima era más frío de lo que es hoy en día), el caso es que los vikingos eran comandados por la reina Quetzalpapalotl (quien también fue conocida como, Cihuacoatl, que significa mujer gemela). Y en una batalla conoció al rey Mixcouatl (descendiente de los mayas), de quien se enamoró durante la lucha, fue entonces, que ambas tribus se unieron, estableciéndose en lo que hoy se conoce como la zona arqueológica de Teotihuacan, que en aquella época fue nombrada Tou´lan (Tula) que significa tierra de los toltecas.
Un día mientras Quetzalpapalotl oraba en un templo, sucedió que de pronto bajó del Cielo un rayo de luz; y quedó embarazada por un milagro. Al saberse lo sucedido, no faltaron quienes no creían en aquel prodigio, decían que nada más lo inventaba y hasta hacían planes para tratar de matarla y así nadie le creyera. Por cuatro días Quetzalpapalotl estuvo afligida, pues el niño pateaba en su vientre hasta que nació el quinto día. Todo ello sucedió en el año mil doscientos siete A. S. (805 D. C.), fue cuando nació en la ilustre ciudad de Tulan quien fue llamado Topiltzin.
Al nacer el niño sucedió un milagro, en ese momento se vio en el firmamento una señal del Cielo, Venus que hacía mucho tiempo no se había visto; en aquel preciso momento vino a aparecer cual signo de renovación; y entonces la gente, por fin creyó.


Aquí vemos a Quetzalpapalotl.

El príncipe fue educado por Quetzalpapalotl, quien le enseñó la virtud y el buen ejemplo; lo inició en la religión, del Verdaderísimo Dios, por quien se vive, dueño del Cielo y de la tierra; (A quien se le conocía: Como Tonacacihuatl y Tonacatecuhtli, Madre y Padre de todo); y en el estudio de la paz así como de la justicia.

La Divina doctrina, así como el conocimiento de Dios y de sus primeros cuatro hijos, como es: Quetzalcoatl, fue transmitida en América desde tiempos muy antiguos, mucho antes de la existencia del cristianismo. Como se ve en zonas arqueológicas como Xochicalco. El nombre Quetzalcoatl tiene dos significados y estos son:
Primero.- Serpiente emplumada, donde la serpiente simboliza la tierra y las plumas el Cielo; esto significa un lazo entre el Cielo y la tierra, ya que Quetzalcoatl es uno de los mensajeros de Dios que viene a este mundo cada cierto tiempo a transmitir un mensaje del Cielo.
Segundo.- Gemelo admirable, significa que Quetzalcoatl son dos Seres:
Un Ser masculino y un Ser femenino, esto es: Una de las parejas de hijos gemelos de Tonacacihuatl y Tonacatecuhtli, por quienes transmiten su Divino mensaje, como fue en el caso de Quetzalpapalotl y Topiltzin para enseñar a las personas el buen camino: El camino de la paz y de la justicia.

El rey Mixcouatl, también, muchas cosas enseñó al pequeño príncipe. Comenzando por las cosas más importantes, así, en una ocasión le dijo:

“Hijo muy amado, es importante que escuches los consejos de los ancianos, pues ellos mucho han vivido en esta Tierra, en este mundo; y por ello sus enseñanzas son como valiosos tesoros”.

El príncipe Topiltzin, además aprendió el oficio de la guerra desde muy pequeño, porque en aquellos días abundaban las batallas. Mixcouatl hacia la guerra en contra de los reinos que trataban de dominar a otros de forma injusta, también trato de acabar con el culto, que algunos profesaban al rebelde dios, pero con ello se ganó la enemistad y el odio de sus adversarios, quienes terminaron por matarlo.
Sucede, que cuando el joven príncipe tenía doce años, le informaron que su padre había muerto; muy abatido fue entonces a desenterrarlo y lo vino a colocar dentro de un templo, que se asemejaba a las montañas sagradas. Y ahí, el príncipe incineró el cuerpo de su padre. Desde aquel día Topiltzin vio lo terrible que puede ser la guerra. Topiltzin amaba mucho a sus papás, siempre los respetaba y procuraba seguir sus consejos. Pero cuando murió Mixcouatl, mucho fue su dolor, su tristeza y entendió que este mundo no es más que un transitó, como se lo explicó su madre Quetzalpapalotl, quien, además, le dijo:

“Hijo mío, algún día serás rey y entonces deberás regir a este pueblo; que un día te será encomendado; por ello, es muy necesario que busques lo que es Verdadero; para que sepas enseñarlo a todos los demás”

Topiltzin entonces se dio cuenta que los consejos de su padre habían sido muy útiles e importantes, pero había cosas que aún debía de aprender.

Entonces Quetzalpapalotl condujo a aquel pueblo; después con el tiempo Topiltzin creció y llegó a ser rey. Pero no era sencillo, pues entonces; aunque se adoraba a Dios, había algunos que preferían rendir honor al dios rebelde.
Topiltzin mucho elevaba sus plegarias al Cielo. Un día durante un sueño, logró desprenderse de su cuerpo material y viajar al Cielo más alto, al Omeyocan. Al llegar ahí, Dios le hizo ver la Verdad que debía de transmitir a las personas; y le dijo que tenía que construir una nueva ciudad en donde le mostrara una señal Divina; que consistía en un águila que estuviera mirando hacia las montañas sagradas; luego vino a bajar a este mundo para poner en obra su encomienda.
Topi habló al pueblo y le dijo que es bueno adorar en primer lugar a Racna; quien es madre y padre de todo lo que existe, (La pareja Divina). Y si bien es bueno venerar a los Seres buenos que ayudan a Dios, no se les debe considerar Divinos por ninguna razón. Dios no desea sacrificios humanos ni quiere la guerra. Por todo ello era necesario ir a habitar a otro sitio; En donde no fuera venerado por nadie el dios rebelde ni ningún falso dios, porque así le dijo, el Verdadero Creador.
Entonces Quetzalcoatl y Cihuacoatl (Quetzalpapalotl) reunieron a todos los de Cholula (Entonces conocida como Chollollan, hoy zona arqueológica de Cholula, donde se encuentra la pirámide más grande que haya sido construida), y para transmitirles el Divino mensaje, pero en ese momento todo se cubrió de nubes, y el cielo se oscureció; con lo que comenzó una fuerte tormenta. Todo aquello como signo de la oposición del dios rebelde, pero Quetzalpapalotl con ayuda de Topiltzin; elevaron un canto, una plegaria al Cielo, entonces vino un fuerte viento impulsado por los ángeles que hizo que las nubes se dispersaran, y en ese mismo momento la tormenta terminó. Después de aquellos sucesos, Topi llevó, a aquel pueblo hacia otro sitio donde se fundaría la nueva ciudad, ya que hasta antes su pueblo había vivido en guerras constantes y algunos llegaron a hacer sacrificios humanos al dios rebelde. Todo ello sucedió en el año mil ciento y sesenta y tres antes de nuestro Sol (849 D. C.), cuando la vida de aquel pueblo cambio por completo.

Salieron todavía de noche de la ciudad de Cholula (Chollollan). El camino fue largo, y antes de llegar a su destino tuvieron que parar en varios poblados en donde solían quedarse un tiempo antes de seguir su viaje. Pasado algún tiempo, ya amanecía, cuando entonces vieron un águila que miraba hacia las montañas sagradas. Esa era la señal, lo vieron de repente y justamente ahí construyeron la gran ciudad. Pues así fue como le dijo la Señora y el Señor del Cielo (Tonantzin y Totahtzin) durante un sueño a Topiltzin.

Al llegar al sitio indicado, todos comenzaron a construir la nueva ciudad (La que actualmente es conocida como la Ciudad de Teotihuacan) , a pesar de las dificultades, sobre todo porque era difícil tener alimentos suficientes, ya que era una época de sequía y los cultivos no producían mucho. Quetzalcoatl, al ver el sufrimiento de su pueblo salió muy de madrugada, un día del año 1157 A. S. (855) hacia la montaña sagrada por donde sale el sol, que luego fue llamada Tonacatepetl (Significa: Cerro de los mantenimientos). Al llegar allí comenzó a subir, hacia lo alto, fue cuando vio como una puerta o entrada marcada por una luz blanca a su alrededor. Topiltzin decidió cruzar aquella puerta y sin darse cuenta de lo que sucedía exactamente, logró llegar hasta el Omeyocan (Cielo más alto), en donde estaba Tonantzin y Totahtzin, quedando maravillado ante aquel suceso, se arrodillo.

Entonces, Tonantzin le dijo:

“Mí pequeño Quetzalcoatl, hijo mío; que es lo que te preocupa”.

Y Topiltzin le dijo:

“Mi Señora, Reina mía, tus hijos sufren, porque no hay alimento suficiente”.

Entonces Tonantzin le dio unas semillas y le dijo:

“ No temas esta dificultad. ni ninguna otra angustia. Toma estas semillas, llévalas en mi nombre. Contaras todo lo que has visto y admirado, tú que eres mi enviado muy digno de confianza, para que puedan sembrarlas y así no falte el alimento; para que se cumpla mi voluntad, y se transmita mi mensaje mi palabra. Ya has oído hijo mío, mi mensaje, Anda, haz lo que esté de tu parte”.

Por último Topiltzin dijo: “Gracias Señora y Señor del Cielo. Ya de ustedes me despido”.

Al regresar Topiltzin al mundo material, tomó el camino que conducía a Tollan. Al llegar con su pueblo le contó a todos el maravilloso suceso y sembró aquellas semillas como le dijo la Señora del Cielo, además, Topiltzin y Quetzalpapalotl junto con la ayuda de muchos fieles y devotos construyeron un templo en lo alto del Tonacatepetl. En poco tiempo comenzó a terminar la sequía, naciendo un maíz más grande y mejor que ningún otro que se hubieran conocido. En agradecimiento por aquel milagro; todo el pueblo se dirigió en una solemne procesión hasta lo alto del Tonacatepetl, para dar gracias a la Señora y al Señor del Cielo por todos aquellos favores recibidos.
Cuando el templo estuvo, por fin terminado, todo el pueblo acudió al lugar, y estando allí Quetzalpapalotl quemo incienso, esparciéndolo en forma de cruz hacia los cuatro puntos cardinales comenzando por donde sale el sol, en signo de oración por todos los pueblos del mundo.
Luego todas las personas llevaron como ofrenda varias mazorcas de maíz como primicias, porque fueron las primeras que nacieron aquel año. Después de eso comenzaron a sanar las personas que adolecían de alguna enfermedad.
En la nueva ciudad, Topiltzin junto con la ayuda de su madre Quetzalpapalotl, procuró la unión de las naciones. Siempre se encomendó en sus oraciones a Dios, quien transmite el orden y movimiento al universo, y todo quedó plasmado en un calendario que señala los días y las distintas Eras, pues así ha sido enseñado por Dios. Además, Topiltzin predicó y enseñó con el ejemplo, la forma correcta de vivir, inspirada por nuestros Divinos Padres, tratando siempre de buscar lo que es Verdadero. Como le enseño su madre Quetzalpapalotl.

Aunque en aquel tiempo ya se sabía sobre como acontecen las diferentes Eras, Topiltzin con la ayuda de Quetzalpapalotl lo señalaron con mayor precisión en un calendario, que fue seguido por muchas naciones.

El rey Topiltzin impulsó la ciencia, el arte, la filosofía y la Justicia. Cuido a aquel pueblo, y le enseñó el valor de la honestidad, la lealtad, el respeto hacia los demás, y el amor a los hijos. además, logró inspirar a todos los pueblos vecinos. Pues en aquellos días las naciones de aquellas regiones vivían constantemente entre guerras. Fue que Topiltzin logró reconciliar a todas ellas, siendo rey las ayudó y compartió lo que tenían, en pocos años se olvidaron los rencores, entonces, hubo gran unión y fraternidad. El mensaje que transmitió durante su paso por este mundo, se continuó extendiendo hacia muchas otras naciones, donde se abandonaron las antiguas prácticas. Solamente era permitido el punzarse el lóbulo de la oreja derecha y la lengua con una espina de maguey. Lo que no provocaba ninguna ofensa a las enseñanzas buenas y era señal de escuchar la Verdad y hablar de la Verdad.

Lo anterior se hacía luego de un ayuno de cuatro días, entonces después del ayuno, es decir, en el quinto día, solamente tomaban un poco de agua por la mañana y luego antes de la ceremonia religiosa, lo que hoy conocemos como misa, se punzaban el lóbulo de la oreja derecha y la lengua.

En su tiempo, Topiltzin hizo descubrimientos importantes, como la aleación de metales. Así trajo la paz, y la reconciliación de muchos pueblos. Al solicitar la ayuda de Dios, Topiltzin llegó a realizar muchos prodigios. Para ayudar a los diferentes pueblos, trayendo la armonía a muchas naciones. La unión de los pueblos es algo muy importante, esto es: El poder enseñar a las diferentes naciones, por medio de la razón y de los buenos propósitos: Evitando perseguir ó discriminar a otros por la razón que sea. La Verdad debe ser transmitida por medio de la paz y del buen ejemplo; sin buscar el provocar al otro, ni hacer menos a ningún pueblo.

Topiltzin siempre fue leal a sus amigos y a su esposa Itzqueli; porque no solo salvo a los de Tulan, sino a todos los pueblos; pues no dudo en compartir el maíz y la ciencia.

Un día Topiltzin reunió a muchos sacerdotes partiendo por el oriente, para poder llegar a otras naciones, con el fin de enseñar, de transmitir el mensaje inspirado por quien creo todo lo que existe. Así Quetzalcoatl dejo las comodidades de su reino en Tulan, para ir a enseñar la Verdad a otros lugares. Muchos habitantes de Tulan tanto sacerdotes como gente común acompañaron a Quetzalcoatl, y otros se quedaron en Tulan que desde entonces fue gobernada por el rey Huemac. De esa forma se fue Topiltzin junto con muchas personas a predicar el mensaje Divino hacia otras naciones, y aunque Topiltzin no vivió en este mundo para siempre, y partió de este mundo durante una tarde, ya que este solo es un lugar de paso. Por su parte, los sacerdotes que lo acompañaban continuaron difundiendo el mensaje por muchas naciones.

El caso es que Quetzalcoatl era asociado con varias cosas, entre ellas, con Venus, planeta que es llamado el lucero de la tarde y de la mañana. Pues este se puede ver por la tarde y luego de nuevo aparece por la mañana. El significado de esto es que Quetzalcoatl es el mensajero de Dios, que es enviado a este mundo a transmitir un mensaje y luego parte de este, para regresar en otro tiempo. Entonces; decía la historia que Topiltzin Quetzalcoatl salió de una ciudad antigua, y prometió regresar en un tiempo futuro, pero la Iglesia primitiva aprovechó esa parte de la historia para asociarlo con santos cristianos.

Historia de los Milagros de Nuestra Divina Señora

lgunos años antes de que acabara el entonces Sol (Era) en medio de terribles batallas.

Por el año quinientos treinta y ocho A. S. En un reino llamado Cuauhtitlan, sitio que se ubicaba al norte de la actual ciudad de México.

En una época de constantes batallas, cuando dominaba el temible imperio azteca, entonces gobernado por el rey Axayácatl.
Sucedió que había una familia que vivía en Cuauhtitlan, la mamá: Quilaxtli y el papá: Tecotl. Por aquellos días nacía su quinto hijo a quien llamaron: Cuauhtlatoac;

Los niños eran nombrados de acuerdo al día en que nacían, entonces como el niño nació en un día llamado Cuauhtli debían llamarlo con ese nombre. Pero, además, como en el momento en que nació escucharon a un águila cerca del lugar, lo que era una señal de que el niño algún día llegaría a ser alguien muy importante. decidieron llamarlo Cuauhtlatoac, que significa: Águila que habla.

Era una familia sencilla y muy unida, no eran ricos, pero nunca les falto nada, pues aunque se dedicaban a la alfarería, eran muy trabajadores y les agradaba lo que hacían.

Cuauhtitlan era un reino que constantemente, padecía por motivo del imperio azteca; Y aunque, durante aquel Sol (Era), se hacían muchos sacrificios, el reino de Cuauhtitlan, prefería practicar los Verdaderos preceptos de los Verdaderos profetas como Acatl Quetzalcoatl y Yopi. Quienes, siempre habían rechazado los sacrificios y elevaba sus plegarias al corazón del Cielo. (Tonantzin y Totahtzin)
Cuauhtlatoac al igual que muchos de su pueblo admiraban las enseñanzas de Ácatl Quetzalcoatl.

Cuauhtlatoac se casó con una bella dama llamada Xochitl. Ello sucedió varios años antes de la guerra de conquista, y tuvieron cinco hijos. Un niño y cuatro niñas; La más pequeña se llamaba Tlalquetzal, ella era una hermosa niña que desde pequeña, fue muy especial y devota de las cosas de Dios. En una ocasión subió con su papá a orar al cerrito del Tepeyac; Entonces sintió en su alma el llamado de Dios y desde aquel día comenzó a ser una gran profetisa.
Pues cuando elevaba sus plegaria al Cielo, las personas sanaban, y la tierra, de pronto se movía, y brotaban de ella nuevas plantas de maíz.

Tlalquetzal era una de las primeras hijas de la pareja Divina. Cuando Tlalquetzal comienza a ser conocida como una gran profetisa, Cuauhtlatoac que anteriormente se dedicaba a la alfarería, dejó su trabajo, para dedicarse al sacerdocio y desde entonces fue llamado Cuauhtlatoatzin; que es su nombre original: Cuauhtlatoac más el sufijo “tzin” que se utiliza para referirse a alguien ó a algo que tiene una importancia especial.

Algunos años después durante la guerra de conquista Cuauhtlatoatzin y su familia, constantemente elevaban sus plegarias al Cielo suplicando por la paz.

En aquellos días se llevaba a cabo la guerra de conquista, eran batallas terribles y largas, siendo destruidos los imperios que habían dominado el mundo conocido. Pero la violencia no cesaba, la guerra no cesaba, pues, aunque la capital azteca había sido sometida; se llevaba a cabo la conquista de los otros muchos pueblos.
Para los conquistados no era fácil, pues constantemente, eran torturados ó asesinados por negarse a creer en un dios desconocido.

Con la conquista, la Iglesia primitiva se daba a la tarea de tratar de cambiar la identidad de los pueblos destruyendo todo a su paso, y en su lugar iba imponiendo otras costumbres. Como fue el cambiar los nombres de los habitantes para ser registrados por la Iglesia primitiva. Quien se encargaba de llevar el registro de nacimientos y todo lo que hoy tiene a su cargo el registro civil. Además, todas las personas sometidas eran obligadas a asistir a los oratorios cristianos, porque de no hacerlo eran fuertemente castigadas ó asesinadas.

Entonces europeos y americanos no se veían como hermanos. los unos no veían a los otros como personas con alma y viceversa.

En el año uno 483 A. S. Falleció Xochitl. Ya para esos días los hijos de Cuauhtlatoatzin se habían casado, excepto Tlalquetzal, su hija más pequeña. Pero con la llegada de la guerra, los de Cuauhtitlan tuvieron que irse hacia los bosques. Porque eran perseguidos, por el avance español. Tlalquetzal, junto con su papá, se fueron a vivir a los bosques de Tulpetlac, donde construyeron una pequeña casa, cerca de donde vivía Tezoquitl, (Bernardino) Quien era tío de Cuauhtlatoatzin.
Se vivía con un poco de dificultad, pero en relativa calma, pues allí solo llegaban las noticias de lo que sucedía fuera de ese sitio, en el nuevo imperio.
Al poco tiempo, en el último año de lo que fue (482 A. S.) aquella Era; Tlalquetzal enfermo de viruela, todo indicaba, que muy pronto partiría de este mundo.
En cuanto se supo, algunos sacerdotes de Cuauhtitlán y de otras naciones acudieron a verla. No fueron muchos porque eran tiempos difíciles, pero lograron llegar y ver a Tlalquetzal, Entonces ella les dijo:

“Vayan y enseñen la Verdad a todas las naciones, pero nunca traten de imponerla por la fuerza.”

Instantes después partió de este mundo.
En ese momento Cuauhtlatoatzin sintió una gran tristeza que no podía soportar, pues había quedado viudo hacía tan poco tiempo, y con la muerte de Tlalquetzal, era mucho su desconsuelo.

Primera Aparición.

Fue cuando, al día siguiente, un sábado poco antes del amanecer del nueve de diciembre del mismo año, (482 A. S.) llevó el cuerpo de la niña hasta lo alto del cerrito del Tepeyac, donde la incineró.

Ya desde entonces el Tepeyac era un sitio sagrado para muchos pueblos, pues era un lugar consagrado a Tonantzin y Totahtzin, Señores del Cielo y la creación.

De pronto una hermosa mariposa surgió en el aire y se elevó al cielo.
Momentos después más grande fue su sorpresa cuando apareció la hermosa imagen de una doncella parecida a Tlalquetzal, pero su rostro era un poco diferente como si fuera mestiza, y con Ella un ángel. Cuauhtlatoatzin quedó admirado al ver tan bella imagen, todo se veía hermoso, su figura relucía como un sol en pleno movimiento, resplandecía como la más bella de las joyas.

Ante esta mágica visión, Cuauhtlatoatzin cayó de rodillas frente a Ella, y le dijo:

“¿Eres tú, Tlalquetzal, la más pequeña de mis hijas ?”

Enseguida, Ella le explicó:

“Debes saber hijo mío, que yo soy: Tonantzin, Teteoinan; (Madre de todas las personas y de todos los dioses) yo soy: Dios del cerca y del junto, Dios por quien se vive, Madre del Cielo y de la Tierra.”

Del cerca y del junto, significa que es quien siempre está cerca y junto de todos sus hijos.

Entonces Totahtzin (Él ángel) dijo:

“ Nosotros, somos tus padres, tuyos, y de todos los hombres que en esta tierra están en uno y de las demás variadas estirpes de hombres.”

El alma de Dios se hizo presente a Cuauhtlatoatzin en aquel momento, tomando la forma de su pequeña hija: Tlalquetzal, y junto con Ella también estaba presente Totahtzin en la forma de un ángel, para poder transmitir un mensaje en aquellos momentos tan difíciles, a la vez hace ver a Cuauhtlatoatzin que este mundo es solo un tránsito, siendo el mundo Verdadero: el Cielo más alto; llamado Omeyocan (Dios puede presentarse de diversas formas, ya sea como uno solo ó como la pareja creadora).

Y la Señora del Cielo dijo:

“Mucho quiero, mucho deseo, que aquí nos levanten nuestro Teocaltzin (Templo principal), en donde lo mostraremos, al ponerlo de manifiesto, lo daremos a todas las gentes, en todo nuestro amor, en nuestra Divina mirada, en nuestro auxilio, en nuestra salvación; pues nosotros en Verdad somos tus padres. Los que nos invoquen y en nosotros confíen les escucharemos su llanto, su tristeza, para remediar, para curar todas sus diferentes penas, y para realizar lo que dice mí Divina mirada”.

Ve al palacio del Obispo de México, y le dirás cómo yo te envió, para que le descubras, cómo mucho deseo, quiero que aquí nos provea de una casa, todo le contarás muy bien, cuanto has admirado, y lo que has escuchado, que mucho te lo agradeceremos y pagaremos, que por ello te enriqueceremos y te glorificaremos.
Y mucho de allí merecerás con que yo te retribuya tu cansancio, tu servicio con que vas a solicitar el asunto al que te envío. Ya has oído hijo mío el menor, mi aliento, mi palabra. Anda, haz lo que esté de tu parte”.

Una cosa muy importante de ver, es que Tonantzin, solicita que se levante su Teocaltzin (Templo principal) donde puedan venir a visitarla de todas partes. Ello significa que Ella solicita la construcción de un templo en el alma y luego, que se unieran americanos y europeos para construirle un nuevo templo, que simboliza la unión de las naciones, siendo el Tepeyac, el lugar sagrado más importante, porque allí fue donde sucedió el milagro.
Ello muestra el significado de las peregrinaciones, porque ellas representan el camino hacia el Cielo más alto donde están nuestros padres Divinos como se ven representados en la Divina imagen. En ella se aprecia a dos personas, primero a la Virgen, y debajo de Ella se observa un ángel sujetando su manto. Lo que representa el universo, de forma que ellos dos, representan la totalidad y el principio de la creación; de todo cuanto existe.
En el caso del Teocaltzin se refiere al templo más importante, el que representa el centro del universo y rige a todos los demás.
Al ser Ella madre de todas las personas y de todos los dioses, es Ella de quien todos provenimos y por ello todos somos igualmente importantes para Ella, y también para Totahtzin; no existiendo razón para vernos con diferencia, a pesar de las dificultades, porque, todos somos sus hijos y a todos nos ama. Por ello, Ella se presenta como una mujer mestiza, representando la unión de las razas.
Otro detalle importante de notar, Es que todo sucede precisamente en lo alto del cerrito del Tepeyac y es allí, donde Dios pide que se construya un templo, ya que lo alto de un monte significa el contacto con lo Celeste.
Así vemos por ejemplo en la historia de los profetas guía, como Dios condujo al profeta guía Moisés al monte Sinaí, al profeta guía Mahoma al monte Hira. De igual forma el profeta guía Rama al monte Himalaya, y al profeta guía Cuauhtlatoatzin, que es el más importante, de los profetas guía, lo conduce hacia un monte: el cerrito del Tepeyac. A la vez, la Virgen toma la forma de la profetisa Tlalquetzal, pero con un rostro mestizo, al igual que Totahtzin toma la forma de un ángel mestizo. Para así transmitir el mensaje de que el espíritu Divino de Tonantzin y Totahtzin esta con todos los profetas que predican la Verdad, no solamente con sus primeros colaboradores, sino con todos, como son: Rama, Mahoma, Moisés, Buda, etcétera; simbolizando la raza mestiza la unión de todas las diversidades de personas. Siendo importante ver que todos los profetas colaboran con Dios, porque Ella quiere transmitir su mensaje a todas las naciones, tanto las que conocemos, como las que aún no conocemos.
Así se ve reiterado en los ojos de la Virgen muchos años después cuando en ellos es descubierta la imagen de personas de varias razas, como se describe más adelante. Y también Tonantzin le dice a Cuauhtlatoatzin que Tlalquetzal ya ha llegado al Cielo con Ella y con Totahtzin, porque a fin de cuentas esta vida solo es un tránsito y Tlalquetzal a despertado a la vida Verdadera.

Entonces Cuauhtlatoatzin le dijo:

“Señora mía, niña, ya voy a cumplir tu mandato, tu venerable palabra, - por ahora de ustedes me despido, yo su humilde servidor”.

Cuauhtlatoatzin, fue pronto a cumplir la Divina voluntad de la Señora del Cielo, se fue caminando hacia la Ciudad de México, hacia el palacio del Obispo, que había llegado - hacía poco tiempo.

El Obispo se llamaba Fray Juan de Zumárraga.

En aquellos días aun cuando él ejército europeo había tomado la capital del imperio azteca; que era el imperio dominante.
En otros sitios se llevaba a cabo una fuerte resistencia, por lo que la Iglesia primitiva trataba de asociar a Cristo con Topiltzin Quetzalcoatl tratando de asociarlo a una profecía sobre su regreso, pero eso en nada ayudaba.
Pues lo cierto es que ello no era creíble, ya que si bien la profecía trataba de ser reinterpretada para que coincidiera de alguna forma con sus planes de conquista, de tal forma que Cristo fuera asociado con Topiltzin Quetzalcóatl. La Verdad es que las contradicciones eran evidentes, sobre todo, porque, además, mucho de lo que predicaban los sacerdotes recién llegados no se ajustaba a sus actos y menos a la Verdad.
En esos momentos la guerra se acrecentaba y la situación era desesperante tanto para los europeos como sobre todo, para los americanos, ya que si bien el terrible imperio azteca había sido derrotado y con ello un imperio de terror.
Por otro lado, los conquistadores querían algo más que solo esclavos, porque, al ser un alma sometida por la fuerza y por engaños, entonces se peligra algo más que la vida en este mundo, porque entonces el alma puede sufrir mucho antes de poder ser rescatada. De modo que aun en los peores días del imperio azteca había cierta libertad de religión, pues, se respetaban los templos de otras naciones, de forma que no eran obligados a realizar actos en contra de las Verdaderas enseñanzas.
Roma envió a un sacerdote que se llamaba Juan de Zumárraga para tratar de arreglar la situación.
Cuando Fray Juan de Zumárraga llega al continente americano se da cuenta que la situación no es fácil, tanto que no podía entender las contradicciones de Cristo: un Ser supuestamente superior. Pues no era cosa congruente que algo que se piensa bueno tuviera que ser impuesto por la fuerza, con tanta violencia y mentiras, sumado al hecho de que sus súplicas a Cristo no eran escuchadas, porque nada cambiaba realmente. Por ello pensaba constantemente que si ese supuesto profeta fuera Dios, porque los demás no lo aceptaban, acaso sus oraciones no eran escuchadas. Porque tenía que ser todo destruido, para ser enseñada una fe por medio de amenazas. Pues Fray Juan de Zumárraga nunca había visto un milagro Verdadero, mucho menos uno de fe y de amor, más solamente las palabras vanas, de un libro que hablaba de supuestos hechos prodigiosos.

Al llegar, le pidió a las personas que allí estaban, que le permitieran hablar con el Obispo. Estuvo allí esperando por largo tiempo, hasta que una persona le informó que él Obispo había accedido a verlo, y le dijo que podía entrar.
En cuanto ingresó, saludó al Obispo amablemente y le contó, de que forma maravillosa había visto a la Señora y Señor: del Cielo, y le transmitió el Divino mensaje.

Cuauhtlatoatzin le narró al Obispo de que forma había visto, como se le había aparecido; Desde, cómo era su vestimenta hasta como resplandecía su imagen. Para ello Cuauhtlatoatzin era ayudado por Juan González, quien era asistente y traductor del Obispo, ya que la lengua que se hablaba en aquella región era el Náhuatl
El Obispo muy atento escuchaba la narración, pues su descripción era algo que le despertaba gran interés, porque la imagen que se narraba era la de una dama morena con un atuendo y un ángel más conocidos de la Iglesia europea, pero al mismo tiempo Cuauhtlatoatzin le dijo: que Ella decía ser madre de todos los dioses tanto de Cristo como de todos los demás, lo que inquietaba al Obispo.

El Obispo inquietado le dijo que volviera después, que estudiaría con cuidado la razón de su dicho.
Cuauhtlatoatzin regresó un poco triste por la actitud del Obispo.

Segunda Aparición.

Ya anochecía cuando Cuauhtlatoatzin regresaba, a casa, quedándole de camino el cerrito del Tepeyac, y cuando pasaba cerca del lugar, escuchó una voz que lo llamaba de lo alto del lugar, y decidió acudir. Pero en esta ocasión al comenzar a subir el cerrito oyó el hermoso canto, de muchas aves finas, que superaban la belleza del canto del Coyototl y del Tzinitzcan; hacia allá estaba viendo, arriba del cerrito de donde procedía el hermoso canto celestial.
Cuando de pronto, vio como una entrada formada de luz y al pasar se encontró en otro lugar, y en otro tiempo; En el instante pensó que tal vez se levanto del sueño de este mundo y pensó:

¿Dónde estoy?, ¿dónde me veo?
Acaso allá donde dejaron dicho los profetas:
en la tierra del maíz, en la tierra de las flores, de nuestro sustento, en el Omeyocan, acaso allá en la tierra celestial.
Pues el lugar era hermoso, y el canto era tan bello que no podía ser de este mundo.

Cuauhtlatoatzin se refería al sitio narrado por los antiguos profetas, hacía ya muchos años, cuando fue transmitido el Divino mensaje de Dios, por medio de sus enviados.
El Omeyocan o Cielo más alto, es el lugar en donde todo es Verdadero, en donde no hay apariencias, al mismo tiempo es el lugar de nuestro sustento espiritual, y material, pues es donde nacen todas las almas y de donde proviene el orden del universo.
Así Dios, no solamente nos proporciona la vida, además, nos proporciona el sustento para el alma, y el sustento para el cuerpo. Ya que Ella es quien transmite el movimiento, los ciclos de las estaciones, por lo cual nacen las plantas de las cuales nos alimentamos, ya sea maíz, trigo, arroz, fríjol, etcétera.
En cuanto al Cielo es el lugar al que deseamos llegar, pero para ello es necesario doblegar los instintos y las ataduras de las apariencias. Pues el paso por este mundo es apenas un suspiro, un sueño. Por esa razón, al principio Cuauhtlatoatzin piensa que se ha levantado del sueño de este mundo. Porque al morir, en Verdad, despertamos a la realidad.

Luego, continuó escuchando la voz que lo llamó por su nombre, le decía: Cuauhtlatoatzin, Cuauhtlatoatzin. De pronto cayó de rodillas, ante la mágica visión, encontrándose de nuevo ante Nuestra Señora y Nuestro Señor del Cielo: madre y padre de todo lo que hay en el Cielo y en la tierra.
Cuauhtlatoatzin quedó admirado al ver otra vez la imagen luminosa, de los Señores del Cielo, todo se veía hermoso en ese lugar.

Al llegar a lo alto del cerrito Cuauhtlatoatzin logra traspasar el plano material, para así poder traer un mensaje del Cielo a la humanidad.

Entonces la Señora del Cielo le dijo:

Hijo mío.
pequeño Cuautlatoatzin.
¿ Adónde vas ?.
¿ A donde te diriges?.

El más pequeño, significa que es el hijo pequeño que se convertirá en un gran profeta.

Él contestó:

“Padres míos, fui a donde me enviaron a cumplir su Divina palabra; aunque con dificultad entre donde vive el señor Obispo, lo vi, y le expuse su mensaje, su palabra, me escucho todo muy bien, pero por lo que me contesto, creo que no lo entendió no lo comprendió, y me dijo que lo estudiaría con cuidado. Yo me di cuenta que piensa que su casa que desean se construya, es solo invención mía.
Les pido, por favor me ayudes un poco para poder convencerlo.”

Ella respondió:

“mucho te ruego, hijo mío, y con rigor te mando, que vayas mañana otra vez a ver al Obispo, de nuevo dile de que modo como personalmente te enviamos nosotros, que somos Tonantzin y Totahtzin, (Madre y padre de todas las personas y de todos los dioses) hazle saber muy bien mi voluntad, para que realice el templo que le pido.”

Hay que tener en cuenta que Tonantzin Teteoinan, de ninguna forma significa, que a quien se conoce como la Virgen de Guadalupe sea la Virgen María.
La religión judía habla de un Mesías, pero no de la encarnación de un Ser Divino.
luego cuando aparece Cristo en el mundo material nombrándose a sí mismo el hijo, como si fuera parte de un mismo Ser con varios aspectos, es decir, un Ser que se presenta como padre de la creación, que luego se hace presente en la tierra, como hijo y espíritu santo, cual si se tratara de un mismo Ser.
esto es: como si Cristo fuera un Ser Divino encarnado (El padre encarnado) y luego como espíritu santo, es decir, el espíritu de un mártir, esto último relacionado a la crucifixión, entonces al decirse hijo y luego espíritu, se está diciendo a sí mismo Ser supremo.
Lo que dio origen a una secta o distorsión de la historia.
Entonces, en la concepción cristiana la Virgen María no es propiamente madre de Cristo en el sentido espiritual, sino solamente en el sentido material.
Ahora cuando Tonantzin le dice a Cuauhtlatoatzin, en sus primeras palabras: que es madre de todas las personas y todos los dioses (Tonantzin Teteoinan), entre ellos Cristo, es porque, Ella es madre de todos los dioses: Buda, Rama, Ocula, Mahoma, etcétera, por lo que, lo más importante al haberse construido nuevos templos es el hecho de que el templo principal sea dedicado a Ella.
Esto traería consigo que todos se vieran como hermanos no importando en que tierra hubieran nacido, lo importante es que el alma percibe lo Verdadero y ello impidió toda guerra religiosa.
Porque todas las personas son hijos de Ella, y a todos nos ama, además, a la larga quedaría del todo claro, como Ella dijo: “donde lo mostraré”.
Así vemos que a través del tiempo la Basílica de Guadalupe ha tomado poco a poco la importancia que realmente tiene, pues cada día las peregrinaciones a ella son mayores, contándose por millones de personas al año, número que aumenta constantemente.
Por último Tonantzin le dice:
haz lo que esté de tu parte, esto es un mensaje para Cuauhtlatoatzin y un mensaje para ser transmitido a todas las personas, ya que todos tenemos algo que hacer por el bien de los demás.

Muchas personas encontraron un castigo, porque corrompieron la Divina doctrina, pues se les había prohibido, que sacrificaran, y a pesar de ello, lo hicieron, lo llevaron a cabo.
Ignoraron el aviso, y con ello alejaron la presencia de Dios.

Pero eso, no para siempre, porque Ella ama a todos sus hijos y con la intercesión de Cuauhtlatoatzin, Ella al fin regreso.
Así se ve en su Divina Imagen; con la unión de elementos, tanto americanos como europeos, significando que el Divino mensaje es para toda la humanidad, pues todos somos sus hijos.

Es por ello, que en la Divina imagen, Se observa, un vestido similar a los conocidos en Europa, al igual: el ángel que se observa en la imagen, aparece conforme a las ideas europeas.
Todos esos elementos unidos forman una serie de mensajes que pueden ser comprendidos por todos los pueblos de América, Europa, Asia, África Oceanía...
Y aunque Dios se haya manifestado en este mundo en el continente americano, eso no significa, que Ella no sea madre de todas las personas.
Porque Ella en Verdad está con todos; incluyendo a todos los Seres de todas las razas y de todos los sitios.
Entonces Cuauhtlatoatzin le dijo:

“Señora, muchachita mía, no quiero angustiarte, gustoso iré a cumplir con tu voluntad, de ningún modo lo dejare de hacer, ni encontraré fatigoso el camino, pero quizá no seré oído con agrado, ó si fuera escuchado quizá no seré creído. Mañana en la tarde vendré a decirles lo que paso, ya de ustedes me despido, mi Señora y Señor mío.”

Al día siguiente un domingo salió de su casa para ir a ver al señor Obispo. y después de mucha dificultad, logró verlo y le contó el mensaje de los Señores del Cielo. En esa ocasión, el Obispo muchos detalles le pregunto sobre aquel milagro. Cuauhtlatoatzin accedió y le narro todo cuanto vio y escucho.

El señor Obispo, curioso por el hecho pidió a Cuauhtlatoatzin que le llevara una prueba de lo que decía, y de que al fin se lograría la paz; pensaba, como podría saber si aquello era Verdad.
Por último Cuauhtlatoatzin se despidió y le prometió traer aquella preciada prueba que pedía de la existencia de los reyes del Cielo. El Obispo observó la decisión de Cuauhtlatoatzin ante el hecho narrado, y como no se desmentía en nada, luego de despacharlo mando a unas personas de su confianza, para que lo siguieran y vieran a donde iba.

Para esos momentos el Obispo estaba desesperado por la violencia que reinaba en la región, sumado a la peste que mataba a todos por igual; estaba cansado de rogar al dios en el que siempre había creído. Al mismo tiempo veía la gran devoción de Cuauhtlatoatzin (Juan Diego); entonces en esta ocasión y luego de que Cuauhtlatoatzin partiera, mandó que lo siguieran, pero al mismo tiempo elevó sus plegarias al Cielo, pero no al supuesto dios, sino que se encomendó solamente al dador de la vida a quien transmite el orden a todas las cosas, deseando que aquel milagro fuera cierto y que trajera de alguna forma la paz y a la salud a aquel lugar, pidiéndole con su pensamiento y con su alma, que al menos le enviará un rosa como señal de que sus oraciones habían sido escuchadas.

Tercera Aparición.

Cuauhtlatoatzin salió del palacio caminó por la calzada, seguido por los hombres. más donde se veía una barranca, cerca de un puente de madera, que había en la cercanía del Tepeyac, lo vinieron a perder, y aunque por todas partes lo buscaron, ya por ninguna lo vieron.
Entonces regresaron, muy molestos porque sintieron que habían fallado en su misión. y le fueron a decir al señor Obispo que no le creyera, le contaron mentiras, le dijeron que solamente intentaba engañarlo, que seguro todo era producto de su invención.
El Obispo sin decir nada prefirió esperar a ver el resultado. Mientras tanto Cuauhtlatoatzin llegaba a lo alto del cerrito del Tepeyac.
Al llegar allí, Tonantzin la Reina del Cielo y Totahtzin el Rey del Cielo estaban esperándolo. Entonces Cuauhtlatoatzin les dijo la respuesta que le había dado el Obispo, luego le escucho la Reina del Cielo quien todo lo ve y le dijo:

“Está bien hijito mío, volverás aquí mañana para que lleves al Obispo la señal que te ha pedido, con esto te creerá y ya no dudara de ti, y sabe hijito mío de mi corazón, que yo te pagaré tu cuidado, el trabajo y cansancio que por nosotros has emprendido. Vete ahora, que mañana aquí te espero.”

Al día siguiente, un lunes, cuando Cuauhtlatoatzin debía llevar alguna señal para ser creído, pensó en no regresar. Porque cuando llegó a su casa, un mensajero le dijo que su tío Tezoquitl (Bernardino) había enfermado de viruela. Entonces Cuauhtlatoatzin se sintió triste y desesperado, por la situación tan difícil que estaba pasando en aquel momento. Pues, los europeos habían destruido el mundo que conoció desde niño, acabando con ciudades y templos; la guerra, había matado a muchas personas, y por si no fuera ya suficiente, los conquistadores habían traído la terrible enfermedad, que padecía su tío. Todo esto hacía que todo se viera aún más difícil.
Cuauhtlatoatzin perdía sus esperanzas, y por momentos la situación le hacía pensar, que talvez todo aquel milagro era solo una ilusión, de modo, que por momentos llegó a pensar, en ya no regresar al cerrito al encuentro con la Señora y Señor del Cielo. Sin embargo, al final decidió ir a pesar de los obstáculos.

En esos momentos las cosas se veían difíciles, y se agravaban con la enfermedad del tío de Cuauhtlatoatzin, por esa razón por un momento llegó a dudar, y a pensar que todo aquello era solo una ilusión.
Esto es algo que a todos nos sucede en algún momento porque en ocasiones las apariencias de este mundo nos hacen confuso el camino, pero cuando dejamos de guiarnos por las apariencias y buscamos en nuestra alma encontramos el camino correcto.

Cuarta y Quinta Aparición.

Apenas antes de que amaneciera, Cuauhtlatoatzin llegó al cerrito del Tepeyac, y aun un poco inseguro se dirigió primero hacia un manantial hallado de un lado del cerrito, justamente donde había un árbol quauzáhuatl. (Ciprés) Para así, tomar un poco de agua y comenzar a subir, pero al llegar al manantial vio en él, a quienes absolutamente miran hacia todos lados, entonces Tonantzin le dijo:

“Que es lo que aflige a mi pequeño Cuauhtlatoatzin”.

Al escuchar esas palabras Cuauhtlatoatzin, saludo, y le dijo a la Señora del Cielo:

“una terrible enfermedad se le ha asentado a mi tío Tezoquitl, (Bernardino) seguro que pronto va a morir.”

Entonces la Virgen le dijo:

“Escucha, hijo mío; que no se perturbe tu rostro, tu corazón.

No temas esta enfermedad ni alguna otra angustia, ¿No estoy yo aquí, que soy tu madre? ¿No estás bajo mi sombra y mi resguardo? ¿No soy tu alegría? ¿No estás en el lecho de mi manto, en mi regazo? Que no te altere ni te inquiete otra cosa, que no te aflija la enfermedad de tu tío, ten por Verdad que ya está sano.

Escucha hijo mío, yo no dejaré solo a ninguno de mis hijos, si bien el mundo que conociste ha sido destruido, ello ha sido, a causa de las malas acciones de muchos, pues con ello a mis ángeles han alejado. Y las fuerzas del mal que a mis hijos confunden, los han hecho destruirse.
Si bien son pocos los reinos que aun siguen mis enseñanzas y respetan mi doctrina. Muchos otros han torcido mis palabras que les he transmitido, a través de muchos enviados míos, por lo que mis ángeles no han estado aquí para combatir los malignos poderes, sin embargo, por tu intercesión, he venido a salvar las personas de esta tierra, y a las que viven más allá de esta.
Porque todos son mis hijos y a todos los amo.
Pero es muy necesario que en el Tepeyac me construyan el templo que he pedido, para que sea guía de todas las naciones, donde puedan acudir los que me clamen, los que en mí confíen.”

En ese momento al escuchar Cuauhtlatoatzin esas palabras, de la Señora del Cielo, mucho fue su consuelo. Pidió que lo enviaran enseguida para ver al Obispo, a llevarle alguna señal y la prueba con la que al fin sería creído.

Si bien Cuauhtlatoatzin llegó a dudar por un momento, al final decide ir al encuentro con la Señora y el Señor del Cielo.
Es importante ver que en los momentos más difíciles es cuando más necesitamos que alguien nos guíe, sobre todo cuando se ve próximo el momento de dejar este mundo, y aun cuando todavía no había llegado el tiempo en que Tezoquitl (Bernardino) debiera abandonar este mundo, lo importante es buscar a Dios en esos momentos.

Entonces, la Virgen le pidió y le dijo:

“Sube hijo mío, por el camino que sube a la cumbre del cerrito, a donde me viste y te di órdenes, allá verás que hay variadas flores, córtalas, reúnelas. Luego baja aquí y tráelas a nuestra presencia.”

Inmediatamente Cuauhtlatoatzin cumplió la orden.

Cuando llegó a la cumbre, muy grande fue su asombro y su deleite al ver numerosas flores, eran tan variadas y hermosas. Muchas de ellas incluso eran desconocidas.

Cuando Cuauhtlatoatzin subió al cerrito, en realidad viajó al Cielo más alto para traer un mensaje, y se dio cuenta que habían nacido las flores de un nuevo Ciclo de tiempo, y con ello los odios se dejaron de esparcir, con lo que el mundo no terminó.
Las distintas flores significan, además: el amor de Dios hacia todos sus hijos, la promesa de que Ella siempre estará cerca sin importar lo que suceda, también significan compromiso, y la representación del conocimiento de la Verdad; que es lo que nos conduce a conocer a la Verdadera Dios y las oraciones es lo que nos une con Ella.

Pronto comenzó a cortarlas, todas las reunió y las puso en su regazo. Bajo de inmediato y trajo a la Señora y al Señor del Cielo las diferentes flores que cortó.
Y Ella así como las vio, las tomo entre sus manos y luego se las puso en el regazo al tiempo que le dijo:

“Hijo mío, pequeño Cuauhtlatoatzin esta diversidad de flores es la prueba y señal que llevarás al Obispo. Le dirás en nuestro nombre que vea en ellas nuestro deseo, y que por ello cumpla mi voluntad. Y que tú eres mi mensajero, muy digno de confianza. Mucho te mando que rigurosamente, a solas, en la presencia del Obispo, extiendas tu manta y le enseñes lo que llevas.
Contarás bien todo, dirás que te mandé subir a la cumbre del cerrito a que fueras a cortar flores, y todo lo que viste y escuchaste; para que de este modo puedas convencer al sacerdote, para que dé su ayuda, con el propósito de que se haga, se erija el templo que hemos pedido, y pueda ser luz de la nueva humanidad.”

Para Cuauhtlatoatzin habían sido días difíciles al ver toda aquella destrucción agravada por la enfermedad de su tío. Para la gente en general, aquella situación era desesperante, pues era como si dioses malignos hubiera llegado a robar sus almas. Entonces Dios le dice a Cuautlatoatzin que no se preocupe. Porque Ella seguirá al lado de todos sus hijos.
Es importante ver que todos somos sus hijos tanto los que venían de tierras lejanas, como los demás y que el milagro es una señal de hermandad que nos enseña lo que es Verdadero, es decir, que todos somos hermanos. Así cuando Cuauhtlatoatzin sube a la cumbre del cerrito se da cuenta que allí hay una variedad de flores diversas, incluso flores que no eran conocidas en el lugar. Varias de esas flores eran rosas y otras que incluso todos desconocían, ya que eran naturales de varios sitios, es decir, las flores eran variadas como las diferentes razas y tipos de personas, pero todas ellas nacieron de Dios, así las flores también representan a la nueva humanidad. Incluyendo las almas de quienes han partido, y no lograron llegar hasta el Cielo más alto, ya que desde que principia un nuevo Ciclo de tiempo vuelven a este mundo en una nueva oportunidad.

Una vez que los Señores del Cielo le dieron su mandato.

Cuauhtlatoatzin tomó la calzada que iba hacia la Ciudad de México. Venía muy contento, tranquilo su corazón porque confiaba en que su encargo tendría buen resultado. Mucho cuidaba su carga, no fuera a ser que se cayera alguna flor. Así, venía Cuauhtlatoatzin disfrutando de aquel precioso aroma de aquellas hermosas flores.

Al llegar al palacio del Obispo, en un día martes salieron a su encuentro el mayordomo y otras personas que servían al prelado. Cuauhtlatoatzin les pidió que le avisaran al Obispo, lo mucho que deseaba verlo, pero ellos se negaron. aparentaban no entenderle, sobre todo porque aún era de madrugada, pero él siguió insistiendo.
De esa forma fue, que durante varias horas estuvo esperando la razón. y cuando los hombres vieron la paciencia de Cuauhtlatoatzin cómo estaba de pie, sin hacer nada, por si era llamado, y como que algo traía envuelto en su manta; Luego se acercaron a él con curiosidad.

Entonces Cuauhtlatoatzin vio que no podía ocultar lo que llevaba y que por ello lo molestarían; le mostró un poquito lo que traía en su manta.
Cuando vieron que eran flores y entre ellas: Rosas de castilla, y que en aquellas tierras no se veían aquellas flores, se pasmaron con su belleza, su frescura, lo abiertas que tenían sus corolas, lo bien que olían, siguiendo su impulso, quisieron sacar alguna de la manta. Cuatro veces lo intentaron, pero no tuvieron suerte, porque cada vez que hacían el intento ya no podían ver las flores; parecían pintadas ó cosidas en la manta.
De inmediato fueron a decirle al Obispo, lo que habían visto, y que la persona que ya había venido en otras tantas ocasiones, esperaba ansioso entrevistarse con él, pues ya tenía mucho tiempo allí, esperando el permiso para pasar a verlo.
En cuando escuchó, el Obispo se dio cuenta de que aquello era la prueba que pedía, para convencerlo de realizar la obra que solicitaba aquel hombre. Enseguida mandó que lo hicieran pasar.
Para esos momentos ya era muy cerca del mediodía del martes, Cuauhtlatoatzin entró y saludo amablemente al Obispo y le contó otra vez todo lo que había visto, así como del mensaje que traía.
Emocionado le dijo:

“Señor sacerdote, ya hice lo que me ordenaste, fui a decirle a la Señora: La Niña del Cielo, Tonantzin, Teteoinan, Reina del universo que pedías una prueba para poder creerme, para que le hicieras su casita sagrada, en donde te pidió que la levantaras.
También le dije que había dado mi palabra, de venir a traerte alguna señal, alguna prueba de su voluntad, como me lo encargaste. Escuchó con atención tu mensaje y recibió con agrado tu petición de la señal, de la prueba, para que se cumpla su Divina voluntad.
Y hoy me mandó para que otra vez viniera a verte. Le pedí la prueba para ser creído, según había dicho que me la daría, y de inmediato lo cumplió. Me envió a la cumbre del cerrito en donde antes yo la había visto, para que allí cortara diversas flores; las fui a cortar, y luego se las fui a llevar abajo. Y con sus Divinas manos las tomó, y de nuevo en el hueco de mi manta las vino a echar, para que te las viniera a traer, para que te las entregara en persona.
Aunque este invierno ha sido muy frío, No por ello dude No por ello vacile, y cuando fui a llegar a la cumbre del cerrito, mire que entre al Omeyocan, al Paraíso. Allí estaban ya, todas las diversas flores, llenas de rocío, esplendorosas.
Me dijo de su parte te las entregara, y así yo probaría, verías la señal que le pedías para realizar su Divina voluntad. Y para que aparezca que es Verdad mi palabra, mi mensaje, aquí las tienes, hazme el favor - de recibirlas.”

Cuando terminó de decir aquellas palabras, extendió su blanca tilma, en cuyo hueco había colocado las flores. Y así como cayeron al suelo todas las variadas flores preciosas, luego allí se convirtió en señal: se apareció en ese instante la imagen de la Señora del Cielo, y del Señor del Cielo en la forma y figura en que ahora se encuentran, en donde ahora se conserva en su Divina casita del Tepeyac.

En cuanto la vio el Obispo y otras personas que allí estaban, se arrodillaron, mucho la admiraron. Se pusieron de pie para verla, se entristecieron, se afligieron, suspenso en el corazón, en el alma. Y el Obispo con llanto, con tristeza; le rogó, le pidió perdón por no haber realizado su voluntad. Y cuando se puso de pie, le solicitó a Cuauhtlatoatzin que le permitiera la tilma para llevarla a su adoratorio, donde la coloco.

Y allí pasó un día Cuauhtlatoatzin en la casa del Obispo. pues éste lo detuvo, y al día siguiente, le dijo:

“Anda, vamos a que me muestres dónde es la voluntad de la Reina del Cielo que le construyan su templo.”

De inmediato se convido gente para hacerlo, para levantarlo.

A partir de aquel día las diferentes personas comenzaron a verse como hermanos, como iguales y la peste comenzó a terminar.
La imagen sagrada había borrado muchos odios y rencores, haciendo ver que es Ella en Verdad madre de todas las personas y de todos los dioses.

Y Cuauhtlatoatzin, en cuanto mostró en dónde había mandado la Señora Divina que se erigiera su Teocaltzin, (Templo principal) luego pidió permiso: quería ir a casa de su tío Bernardino, que estaba muy grave cuando lo dejó para ir a cumplir el mandato Divino.
Pero no lo dejaron ir solo, sino que lo acompañaron.
Y al llegar vieron a su tío que ya estaba sano por completo. Él, por su parte, se admiró de la forma en que su sobrino era acompañado y muy honrado.
Cuauhtlatoatzin contó que cuando se fue, se le apareció en el Tepeyac la Reina del Cielo, y lo mandó a México a ver al Obispo, para que le hiciera una casa en el Tepeyac, también le dijo que no se preocupara porque ya su tío estaba bien, y que con esto se consoló.
A ello su tío les dijo que era cierto, que en aquel momento exacto lo sanó, que la vio en la misma forma en que se le había aparecido a su sobrino.
contó que en su lecho de enfermo recibió la visita de la Señora y Señor del Cielo, que en aquel momento lo sanó y le dijo que había visto a su sobrino. A quien encargó ir a ver al Obispo para llevarle una importante prueba de su existencia; y que a él también le había pedido ir a ver al Obispo para que le contara todo lo que había visto; la forma maravillosa en que lo había sanado.
Además, Ella le dijo su Divino nombre con que quería ser nombrada: Tonantzin Teteoinan. Pues Ella es quien ha dado vida, a todas las personas y a todos los dioses.

Después de un rato, trajeron a Tezoquitl ante la presencia del Obispo, para que diera su testimonio.
El Obispo los hospedó unos días en su casa, en tanto se levantó la casita sagrada de la Reina del Cielo en el Tepeyac, donde se hizo ver de Cuauhtlatoatzin.

Forma de Contar el Tiempo.

a medición correcta del tiempo es algo muy importante, ya que es Dios quien transmite el movimiento al universo y, por tanto, el tiempo. De forma que contar el tiempo de forma diferente a como sucede naturalmente, es algo incorrecto.

El tiempo sucede a través de Ciclos de cinco Eras. Cada Ciclo comienza con la Era del movimiento, y posteriormente van sucediendo las siguientes cuatro Eras que están relacionadas con un elemento: Fuego, Agua, Aire y Tierra; de forma que al terminar inicia uno nuevo, es decir, la cuenta comienza de nuevo con la Era del movimiento.

El último Ciclo comenzó hace apenas poco tiempo, en el año dos mil doce del calendario profano, que fue cuando inició la Nueva Era, para ser precisos fue a partir del día 20 de marzo de ese año, que fue el momento en que coincidió el equinoccio galáctico con el inicio del año tolteca, como lo marcan cada año las antiguas pirámides, como la de Kukulcan que año tras año nos muestra el inicio del nuevo año (Año natural marcado por un pequeño movimiento en la trayectoria de nuestro planeta dando inicio de nuevo al ciclo de las estaciones) durante el equinoccio de primavera.

La manifestación consistió en los terremotos que se registraron en todo el mundo precisamente ese día, dando inicio al año uno de la Era: Nahui Ol´lin, así como a un nuevo Ciclo.

En cuanto a la forma de contar el tiempo, podemos hacerlo en el año correspondiente al Sol en que estemos, siendo el actual Sol: El Sol Nahui Ollin (Era del Movimiento), por ejemplo: Si el calendario profano dice que estamos en el año 2014, en realidad es el año dos Nahui Ollin, ya que el año Uno comenzó el 20 de marzo del 2012, y a partir del 20 ó 21 de marzo del 2014 (Dependiendo de en que día suceda el equinoccio de primavera), inicia el año Dos y así sucesivamente hasta el momento en que comience una nueva Era o Sol.

(Anteriormente contábamos en años antes y después de nuestra Divina Señora (Antes y después de 1930), pero a partir del inicio del nuevo sol, se cuenta como mencionamos en párrafos anteriores, y para referirnos a años antes del año 1, decimos: x años antes de nuestro Sol o x años A. S.).

El conocimiento de los Ciclos del tiempo ha sido transmitido por Dios desde tiempos ancestrales. Como es en el hinduismo, en donde se les llama Yugas. En el tiempo de Topiltzin Quetzalcóatl se les llamó Soles. Porque el orden Divino está presente en todas partes.

Otro punto importante es que al cumplirse un siglo de 52 años, es bueno que todas las familias ayunen desde los cuatro días anteriores y mantengan prendidas cuatro veladoras de colores: Blanco, azul, rojo y verde, hasta el día en que se cumplan los 52 años, es decir durante cinco días. Más aún cuando este cerca de concluir un Ciclo completo, cuando además es importante hacer numerosas peregrinaciones a los sitios sagrados más importantes, con el fin de que no lleguen a darse desastres naturales o batallas producidas por las fuerzas negativas.

Uso del Calendario Sagrado.

Hasta ahora describimos la forma en que van sucediendo los Ciclos del tiempo; en cuanto a LA CUENTA DE LOS DÍAS, si se desea se puede hacer la cuenta de los días conforme al calendario natural, el que fue grabado en piedra por Quetzalcoatl y Quetzalpapalotl (Chimalma Cihuacoatl), y por inspiración Divina, el cual es un calendario formado por 20 signos y corresponde a un calendario lunar que coincide exactamente con el calendario solar cada 52 años. En el inicio de este capítulo (Arriba) vemos una representación actualizada del Calendario Natural, el que igual al primero contiene igual número de signos, aunque son diferentes para ser más acordes al tiempo que vivimos actualmente y son los siguientes:

1.- Ol`lin (Representa el movimiento del universo)
2.- Cal`li (Representa a nuestra casa del Cielo)
3.- Yin-Yang (Representa la dualidad del universo)
4.- Tepetl (Representa la Montaña y el Árbol sagrados)
5.- Arcángel (Representa al arcángel del amanecer)
6.- Camino (Representa el buen camino)
7.- Buda (Es un signo relacionado con el profeta Buda)
8.- Kami (Representa a los Kamis)
9.- Agua (Una de las manifestaciones de la materia)
10.- Lluvia (Representa al profeta Yopi)
11.- Loto (La flor de loto está asociada al profeta Rama)
12.- Caracol (Representa a Yemonja)
13.- Kukulcan (Profeta Kukulcan)
14.- Fuego (Una de las manifestaciones de la materia)
15.- Viento (Una de las manifestaciones de la materia)
16.- Xochiquetzal (Arcángel de la belleza y el amor)
17.- Búho (Este signo está asociado a la arcángel Atenea)
18.- Luna (Este signo representa al profeta Mohamed)
19.- Tierra (Una de las manifestaciones de la materia)
20.- Amanecer (Representa el atardecer y el amanecer)

Se cuenta de la siguiente forma: se combinan los signos con los números del 1 al 13, comenzando por el uno Ol`lin siguiendo el orden que se ve arriba. De forma que al 1 Ol`lin le sigue el dos Cal`li, luego el tres Yin Yang, cuatro Tepetl, hasta llegar al 13 Kukulcan (El número trece del párrafo anterior), para luego seguir con el 1 Fuego (El catorceavo signo). Ya que debe ser combinado con los números del 1 al 13, por lo que el signo 14 (Arriba), tendrá que ser el 1 Fuego, para seguir el 2 Viento, 3 Xochiquetzal, 4 Búho, 5 Luna, 6 Tierra, 7 Amanecer, que es el último signo. Pero en la cuenta seguirá con el primer signo, es decir el: 8 Ol`lin, 9 Cal`li, 10 Yin Yang, 11 Tepetl, 12 Arcángel, luego como ya llegamos al 13 Camino, comenzamos otra vez con el uno, más el signo que sigue, que es el 1 Buda y así sucesivamente. De forma que el mismo número y signo se repetirá hasta haber pasado 260 días. Ya que 13 por veinte (20 signos) es igual a 260 días. Los signos en la antigüedad, entre otras cosas eran utilizados para dar nombre a los niños, así según el nombre del día era el nombre del niño(a).
Este calendario (Lunar) se combina con un calendario solar que consiste en 18 meses de veinte, más una semana que la mayoría de las veces es de 5 días que es igual casi siempre a 365 días. (Los 5 días pueden variar, porque como un año no siempre dura exactamente 365 días, a veces puede ser de menos días, entonces para saber la cuenta exacta siempre se toma en cuenta los equinoccios y solsticios ya que son los que marcan el tiempo natural, entonces el fin de año puede ser por ejemplo: Nueve días antes del solsticio de invierno ó antes del equinoccio de primavera, ya que en algunos lugares se considera el equinoccio de primavera, lo que también es correcto (Lo importante es que se haga conforme al inicio de las estaciones, de acuerdo a como suceden en la ciudad sagrada de Teotihuacan, que se encuentra en el hemisferio norte). El caso es que tanto el calendario lunar como el solar deben coincidir exactamente con un siglo de 52 años, de forma que da el mismo resultado: los 260 días multiplicados por 73, que es igual a 18,980 días, que 365 días multiplicados por los 52 años, que es igual a los mismos 18,980 días. Ya que 18,980 es igual a 52 años de 365 días. Sin embargo, aparentemente esta cuenta tampoco es del todo exacta porque además de que un año no-dura exactamente 365 días porque nos faltaría contar algunas horas más, el problema también parece ser mayor, porque además ese número de horas que aparentemente no se cuentan, van variando con los años de manera que un año puede exceder de 365 días por varias horas y con los años llegan a sumar días que si bien se ajustan con los últimos 5 días del calendario solar que no se cuentan, a la vez deben ajustarse con el calendario lunar, pero ambos deben coincidir de acuerdo a los equinoccios y solsticios.

En lo que respecta a la cuenta de los 365 días (Calendario solar) se hace por medio de 18 meses que tienen los siguientes nombres: 1 Atlacacauallo, 2 Tlacaxipehualiztli, 3 Tozoztontli, 4 Hueytozoztli, 5 Toxcatl, 6 Etzalcualiztli, 7 Tecuilhuitontli, 8 Hueytecuihutli, 9 Tlaxochimaco, 10 Xocotlhuetzin, 11 Ochpaniztli, 12 Teoleco, 13 Tepeihuitl, 14 Quecholli, 15 Panquetzaliztli, 16 Atemoztli, 17 Tititl, 18 Itzcalli, y una semana de 5 días que se llama: Nemontemi.
Conforme a este conteo existe también una celebración importante; que se celebra en el mes Tlaxochimaco, en que se realiza una oración especial, para pedir a Dios que envíe a sus profetas.

En la antigüedad para saber exactamente el momento en que iniciaban los solsticios y equinoccios se hacía a través de algunos de los templos que además funcionaban como un reloj que marca el inicio de los solsticios y equinoccios; es decir el inicio de cada estación del año. Ello con la ayuda de efectos visuales vistos en los templos importantes, como hoy en día aún se puede ver en Chichenitza y otros sitios arqueológicos.

Algunas palabras han sido escritas en Náhuatl, las que se transcriben para indicar su

Pronunciación:

lgunas palabras han sido escritas en Nahuatl ó provienen directamente del Nahuatl, en esos casos, lo más apropiado es pronunciarlas de acuerdo a como se hacía en el Nahuatl clásico (Nota: En Nahuatl clásico se escribe todo sin acentos). Hoy en día aún se habla el Nahuatl pero en variantes del idioma original, por lo que no es exactamente igual. Por otro lado, desde la época de la conquista, al Nahuatl clásico se le dio una ortografía de acuerdo a la escritura greco-latina, y es de acuerdo a ello que aún se escriben algunas palabras conforme a esa ortografía, sin embargo, esa ortografía no es exacta, porque algunos sonidos los sustituyeron por otros que se le parecen del español. Por esa razón aquí transcribimos algunas de las palabras más importantes con su forma más aproximada y fácil de pronunciar.

Cuauhtitlan....................se dice Cuauti’lan.
Chollollan......................se dice Choul’loul’lan, en este caso la “CH” se pronuncia parecido a la “SH” del ingles, aunque para mayor facilidad, se puede decir: Choululan.
Iztacmixcoatl.................se dice Iztacmichcoual, donde la “CH” se pronuncia como se pronuncia como una “CH” larga similar a la SH del ingles.
Mixcouatl......................se dice Mich’coual, en donde la “CH” se pronuncia similar a la SH del Ingles y significa: serpiente nube.
Nahuatl..........................se dice Na’ual
Nelamoxtli.....................se dice Nelamouchli, la “CH” parecido a la “SH” del ingles.
Nezahualcoyotl..............se dice Nezaualcoyol.
Omecihuatl....................se dice Oumeciual.
Ometecuhtli.....................se dice Oumetecli.
Quauzahuatl...................se dice Quau’zaual.
Quetzalcoatl...................se dice Quetzal’coual.
Quilaxtli Cihuacoatl......se dice Quilachli Ciuacoual, es este caso la “CH” debe pronunciarse similar a la SH del ingles. Y significa: Rica en alimentos.
Tenochtitlan..................se dice Tenouchti’lan, en donde la “CH” suena similar a la SH del ingles.
Teocaltzin......................se dice Teoucalzin.
Teteoinan......................se dice Teteouinan (igual).
Tezoquitl.......................se dice Tezouquil y es el nombre del tío de Cuauhtlatoatzin.
Tollan ...........................se dice Toul´lan.
Tonacatepetl..................se dice Tounaca’tepel.
Tonantzin......................se dice Tounantzin (igual).
Totahtzin.......................se dice Toutatzin.
Xochiquetzal.................se dice Xouchiquetzal (igual) y significa: Flor de pluma rica.
Xochitl...........................se dice Xouchil y significa: Flor.

En las demás palabras, se pronuncia de forma parecida al español, pero con algunas excepciones, siendo las más comunes, el caso de la “LL“, “TL“, “O“, “CH“, “D”, “G”, “TZ”, “X”, y el caso del apóstrofe.

En el caso de la: “LL” en náhuatl se pronuncia como dos veces “L“, por ejemplo en la palabra Tollan se pronuncia: Toul’lan.

En el caso de la “TL” es más difícil de pronunciar, ya que en Náhuatl clásico la “TL” se pronunciaba de forma parecida al español, pero con los sonidos más juntos, como si se tratara de uno solo, de forma que en algunas palabras sonaba un poco más como “L”. Y en otras un poco más como “TL” cuando va al principio ó cuando la sílaba anterior contiene una “L”, como es en la palabra: Ocelotl, que se pronuncia casi como se escribe.

El caso de la “O” se pronuncia como “OU” pero más junta.

El caso de la “CH”, a veces igual y a veces como una “CH” larga parecida a la SH del inglés. Para mayor facilidad se puede pronunciar igual cuando va al principio, y como la SH del inglés en los demás casos.

Los sonidos: “D” y “G” no existen en Náhuatl.

La “TZ” se pronuncia como si fuera un solo sonido, pero con el sonido de la “Z” un poco más marcado que el de la “T”.

La “X” en la mayoría de los casos, cuando va al principio suena igual, en los demás casos, normalmente suena como una “CH” larga similar a la SH del inglés.

El saltillo o apóstrofe que se indica en la pronunciación de cada palabra, se utiliza de la misma forma, es decir, representa una suspensión muy corta del sonido sin aspirarlo. Los acentos no existen en Náhuatl, por lo que las palabras se leen de corrido.

Diccionario.

Iglesia universal.- Es el conjunto de religiones que predican la Verdad de que todos somos hermanos y de que existe Dios que es el alma universal, quien rige el orden y movimiento del universo.

La conjunción “o”.- Aunque en el español actual la “o” no se acentúa en ningún caso, decidimos escribir la “o” sin acento para referirnos a cosa iguales, como: Fresa o frutilla (Ya que en algunos países a las fresas se les llama frutilla) y la “ó” acentuada para referirnos a cosas distintas como: blanco ó negro. Ello para evitar confusiones.

Tierra.- significa este mundo en el que vivimos y donde estamos de paso.

tierra.- se refiere a uno de los cuatro elementos: agua, fuego, aire, y tierra.

masones hostiles.- a diferencia de los masones comunes, son organizaciones secretas formadas por personas de distintas nacionalidades que profesan una fe en falsos profetas, principalmente Seth a quien llaman con un nombre diferente, para disimular sus reales propósitos.
Son grupos dedicadas a buscar la forma de implantar un gobierno mundial a través del secreto control de las sectas como son principalmente el comunismo y el protestantismo.

Los Profetas.

os profetas son un tipo de médium, ya que pueden comunicarse con los Espíritus Buenos ó un Espíritu Bueno puede hablar a través de ellos. Incluso en ocasiones Dios mismo puede hablar a través de ellos en algunas ocasiones, aunque debemos tomar en cuenta que al igual que en todo, existen varios niveles de médiums, todo depende de su preparación, misión, etcétera, de ahí que algunos hayan sido más capaces, por eso es que en ocasiones nos topamos con alguna parte de un libro sagrado que resulta poco comprensible, pues, aun cuando los libros de religión hayan sido escritos en metáforas (Al menos parte de ellos) podemos llegar a encontrarnos con algo que no tiene sentido, como es en algunas religiones donde habla de que cierto personaje mató a su hermano y por ello, Dios le envió hijos negros. El caso es que aun cuando intentemos interpretar ese pasaje de manera metafórica (Un tipo de doble sentido ó moraleja que se usa frecuentemente en las religiones para explicar algo), es imposible ignorar el tinte racista. Pero si leemos el Popol (El libro sagrado de los mayas) dice que Dios creó el mundo en varios intentos, es decir, está hablando de la evolución, y también dice que la gente se hace morena por el calor, pues incluso hoy es bien sabido que el color de la piel es una adaptación al clima.

De modo que si comparamos las dos versiones, podemos ver que en el primer caso, no hay una enseñanza ó metáfora clara en el pasaje con respecto al color de la piel, pues, por ejemplo: No podríamos pensar que es correcto ser desconfiado hacia alguien por su aspecto físico, ya que la confianza proviene de las acciones y no de la apariencia física. Mientras que en el otro caso la explicación es muy clara.

Sin embargo Dios siempre nos envía una señal para reconocer a los verdaderos profetas, pues ellos siempre podrán hacer cosas fuera de lo normal, como hablar con quienes se han ido de este plano astral, incluso milagros y cuestiones paranormales, de modo que el nivel de un profeta lo podemos reconocer por el alcance de los milagros y por la claridad de sus palabras.

Así tenemos el caso de Juan Pablo II, quien en vida jamás realizó un milagro ni cuestión paranormal alguna, ya que nunca fue propiamente un médium, aunque si un político muy brillante, sin embargo son cosas muy distintas, de ahí, que, el que le hayan construido tantos monumentos ó intenten inventarle milagros después de haberse ido de este mundo (Pues al ya no estar, no hay modo de comprobar fehacientemente los hechos, lo que es contrario a la Verdad) es una forma deliberada y deshonesta de tratar, de fabricar un profeta.

Por otro lado en ocasiones se llegan a dar batallas entre una religión buena y otra también buena, pero ello no es por causa de los profetas, sino en la mayoría de los casos es por la confusión que llegan a causar ciertas personas irresponsables a quienes solo les importa el poder y el dinero.

Si analizamos a las religiones actuales y a muchas de las religiones antiguas podremos darnos cuenta que la gran mayoría predican exactamente lo mismo, de modo que por ejemplo: En el Islam, el profeta Mahoma dijo que todo fue creado por Alá y que él es un profeta, pero jamás dijo que él fuera el creador. En el budismo, Buda dijo que La Ley del Karma es quien creo el universo y quien mantiene el orden de todas las cosas, pero al igual que Mahoma, nunca dijo que él fuera el creador, y lo mismo pasa con todas las religiones actuales, de forma que lo mismo es decir: Dios, Racna, Alá, Brahma, El Gran Espíritu, El Dador de la Vida, Ometeotl, etcétera, porque lo mismo es decir “Red” que “Rojo”, lo único que cambia es el idioma pero la palabra se refiere a exactamente lo mismo.

En cuanto a las guerras entre religiosas, no fueron causadas por los profetas, sino por algunos sacerdotes irresponsables que por lograr tener más poder y dinero comienzan a hacerle pensar a la gente que el profeta de su religión es la encarnación del creador del universo, cuando ni los mismos profetas dijeron eso, sumado a que comienzan a criticar a las otras religiones como si fueran algo malo o profano, solamente porque son distintas en algunos detalles, sin embargo, lo que realmente importa es en que nos parecemos y no en estar buscando en que somos distintos para agredir a los demás. Pues mientras seamos iguales en las cosas importantes, los detalles no importan.

Los Arcángeles.

GHANDHI.- Uno de los arcángeles más conocidos de los últimos años, fue Gandhi; un líder Indio que logró la independencia de su país por el año 65 A. S. (1947).
En la Época en que vivió Gandhi, la India se encontraba bajo el dominio de Inglaterra, situación que causaba gran pesar a la India. Por una parte no existía una autonomía del país indio, además de que el imperio inglés estaba causando pobreza excesiva en la población. Fue entonces cuando Gandhi comenzó a unir a la India, para que esta pudiera lograr la anhelada independencia. En el caso de Gandhi, él no buscó la confrontación violenta con Inglaterra. Por el contrario buscó la forma de lograr sus propósitos de una forma pacífica por medio de medidas sencillas pero muy eficaces, como fue un bloqueo que organizó con la población, para evitar que se consumieran productos ingleses. Al mismo tiempo que promovió las empresas tradicionales de la India, todo esto comenzando por poner el ejemplo. Gandhi optó por utilizar una herramienta sencilla que servía para hilar, de forma que mostraba como se podía aplicar las industrias tradicionales, con el fin de no recurrir al consumo de los productos producidos por los ingleses.
Al principio las cosas no fueron sencillas, porque sus enseñanzas no eran del todo comprendidas, por lo que algunos ingleses llegaron a matar a muchos indios, y en respuesta también fueron asesinados algunos ingleses, por lo que Gandhi un tanto decepcionado, decidió retirarse de la lucha que había emprendido.
Pero algún tiempo después, en el año del 82 A. S. (1930) decidió regresar a su lucha pacífica. En poco tiempo unió a la India, logrando que las personas se negaran a pagar impuestos, y otras audaces medidas. Los ingleses molestos, arrestaron a Gandhi pero al final tuvieron que dejarlo en libertad y aceptar la independencia de la India, pues la lucha pacífica no cesó hasta que la independencia logró consolidarse. Por todos sus méritos, al partir de este mundo Gandhi se convirtió en un arcángel y su espíritu ayuda a Dios a cuidar de quienes tanto ayudó durante su paso por este mundo.

REINA MAB.- Algunos descendientes del profeta Om viajaron a través del mundo dando origen a grandes civilizaciones como la tolteca, árabe, griega, egipcia, celta, por mencionar algunas. En la antigua Irlanda, habitaban varios reinos, y entre ellos el de los celtas-elv, que fue fundado por la reina Mab (Se pronuncia Meib ó Mei). Al principio los elv eran un pueblo nómada, dirigidos por el rey Kerk, quien era muy querido y admirado por todos los elv, sin embargo durante una batalla fue gravemente herido y partió de este mundo a los pocos días. El caso es que al partir el rey Kerk, los elv necesitaban de un nuevo líder y el trono debía ser ocupado por el primer hijo varón, pero sucede que el primer hijo varón era el príncipe Claud, quien aún era muy pequeño, por lo que hasta que cumpliera al menos 15 años, el reino debía ser dirigido por alguien más, de forma que el cargo fue ocupado por la entonces princesa Mab, quien al principio no fue muy bien aceptada, por ser mujer, pero como ella demostró ser brillante con el arco y ser una gran líder, sumado a su linaje real, es como los Elv terminaron por aceptarla como reina y dirigente absoluta. Mab cuidaba bien de los Elv y los protegía de los salvajes que trataban de dañar a su pueblo, ella solía comandar al ejército de los elv, montando un hermoso caballo blanco que portaba un casco con un cuerno al frente, mismo que estaba cubierto de oro (De ahí surgió la historia de los unicornios), Mab acumulo mucha victorias pues era valiente y una gran líder. Fue por esos días que se comenzó a escuchar de Ulster quien comandaba a un enorme ejército que azotaba la región, Mab pensó que lo vencería con facilidad, pero entonces, Fedelma, quien era su leal consejera, tuvo un sueño, en el que los ángeles le advirtieron que Ulster era sumamente fuerte y difícil de vencer, de modo que Mab, le pidió a sus súbditos que fueran con el gran herrero Vulcán, para que les fabricara armas fuertes y poderosas, fue como unos días después, cuando Ulster intentó atacar a los Elv, fue vencido por la reina Mab, y a partir de entonces los elv se establecieron de forma definitiva en la hoy Irlanda, fue entonces que pudieron vivir en paz y armonía sobretodo porque a pesar de que en ocasiones el clima era difícil, la reina Mab, no dudaba en ayudar a sus vecinos; y por ello Dios, bendijo a Irlanda con abundantes cosechas.
Entonces, quienes hacían cosas buenas por los demás, al igual que hoy, se convertían en ángeles y arcángeles, fue cuando la reina Mab se convirtió en una arcángel, y era descrita como una pequeña hada bienhechora, que siempre está dispuesta a ayudar a quien lo necesita. r


Aquí vemos una imagen de la reina Mab.

REINA SELENE.- Ella fue reina de Bubastis, y su Verdadera historia es la siguiente: Hace varios miles de años en el reino de Bubastis vivía una hermosa princesa de piel blanca y cabello oscuro llamada Selene, en aquellos días todas las princesas solían usar el cabello largo y fleco, pero a Selene no le gustaba el fleco aunque no dudaba en cumplir con todos sus deberes de princesa, al morir sus padres no había un candidato a rey ya que sus hermanos habían fallecido pocos años antes, de modo que por un lado el sucesor debía ser un varón pero por el otro lado debía ser hijo del rey y la esposa principal, sin embargo Selene por su gran inteligencia y audacia logró ser reconocida como reina absoluta hasta en tanto se casara, lo que al principio no fue muy bien visto pero Selene con su gran inteligencia logró ganarse al pueblo.
En aquel tiempo Egipto estaba integrado por varios reinos que a su vez formaban una especie de confederación, y en el centro de Egipto había una batalla porque, un príncipe maligno llamado Seth, celoso de que su hermano había sido coronado como faraón, y él no; quiso usurpar el trono por medio de engaños y maquinaciones. Lo que logró con ayuda de algunos traidores. Pero al poco tiempo se descubrió todo, y Seth fue expulsado de Egipto, entonces, el impostor quiso tomar venganza lanzando una terrible maldición que provocó que una plaga de ratas entrara en las ciudades; las que se introducían en los graneros, causando grandes pérdidas; el problema se agravaba y todos los reinos de Egipto se encontraban en peligro, las personas alzaban sus plegarias al Espíritu Creador (Dios), entonces fue enviada una arcángel que inspiró a la reina Selene, quien rápidamente hizo traer linces a las ciudades de Egipto y pronto los linces acabaron con la plaga (Linces que fueron los ancestros de los gatos actuales), al final Seth tuvo que huir al desierto junto con todos los traidores que lo apoyaron.
Después de pasado el desastre, los egipcios dieron gracias al Cielo y a la reina Selene. A partir de entonces los linces fueron bienvenidos a Egipto y con el pasar del tiempo se convirtieron en gatos, los que aún hoy en día siguen siendo muy apreciados por su grata compañía y porque nos libran de las molestas plagas.
Fue por ese gran acto de heroísmo sumado a otros más que la Reina Selene llegó a ser considerada como una diosa (Una arcángel o profetisa) y era representada como una mujer con la cabeza de un gato. r


Aquí vemos una imagen de la reina Selene.

Las Profecías

Las profecías se refieren a acontecimientos futuros. Debe tomarse en cuenta que existe una batalla entre el bien y el mal. Al mismo tiempo debe considerarse que no todas las personas y las naciones optaran siempre por el camino de la justicia, y algunas buscaran el camino de la violencia, y por ello llegaran a sufrir. Pero al final el bien siempre triunfa. A continuación mencionamos las profecías más importantes para los tiempos que siguen:

Una de las profecías que hemos visto cumplirse en los últimos años, fue la del dos mil doce, que si bien muchos la interpretaron como el fin del mundo, en realidad se refiere al inicio de un nuevo tiempo, y al igual que en la historia de los soles, la nueva época comienza con una manifestación en la naturaleza, que en este caso fue los terremotos registrados en todo el mundo el día del equinoccio de primavera, el veinte de marzo de ese año, que en realidad debemos considerar como el año Uno, de la nueva Era.

En un futuro habrá otra guerra mundial, iniciada por Alemania, aunque durara poco tiempo, pero no será el fin del mundo, aunque habrá muchas muertes. Algunos países desaparecerán y otros nuevos surgirán.

En el tiempo futuro tendremos noticias de civilizaciones existentes en otros planetas fuera de nuestro sistema solar.

CONSULTAS GRATIS: [email protected]