Pesadillas.
La parálisis del sueño y los ataques espirituales.


En muchas ocasiones se suele confundir la parálisis del sueño con un ataque espiritual, pero cada uno tiene su forma y su explicación. En la parálisis del sueño, pasa cuando no hemos dormido bien durante muchos días, y llega a pasar que al despertar, no logramos mover el cuerpo, hasta unos segundos después. Lo que sucede porque nuestro cerebro ya despertó, pero nuestro cuerpo aún no. Mientras que los ataques espirituales suelen suceder a media noche, a las tres de la mañana ó en la madrugada, que es la hora en que los brujos hacen sus rituales. Además de que es común sentirse cansado al día siguiente, ya que los espíritus malignos suelen robarnos energía. Por eso, un ataque de brujería, siempre va enfocado a provocarnos miedo, como cuando despertamos y vemos a alguien al lado de nuestra cama ó hasta un animal chupándonos el aliento. Lo importante es poner atención a los detalles, para saber cuándo es parálisis del sueño y cuando no.