Sueños.
Los sueños muy largos.

Hay ocasiones en que podemos llegar a tener sueños realmente largos, y aun así, recordarlos con detalle, aunque interpretarlos no siempre es tarea fácil, pues hay varios casos. Pero lo primero es identificar los signos principales, para ver de qué se trata del mensaje, si tiene que ver con el amor, el trabajo, dinero, etcétera, lo que se puede notar, ya sea por el contexto del sueño o algún símbolo importante (Escuela, trabajo, un escritorio, un niño desconocido, besos, un(a) ex...). Luego, hay que analizar la historia, ya que a veces, la idea se puede resumir fácilmente a pesar de ser muy largo; en otras ocasiones tienen una especie de moraleja, y es en donde está el significado; por último hay otro caso, que es cuando el sueño se puede dividir fácilmente en tres partes, de forma que la primera habla del pasado, la segundo del presente, y la tercera de un probable futuro, pero eso dependerá de lo que hagamos hoy.