elamoxtli
Busqueda por palabra.


SUEÑOS LÚCIDOS

Un sueño lucido es cuando nos damos cuenta que estamos soñando y en algunos casos, incluso, es posible llegar a controlar el sueño, la primera ocasión en que tuve un sueño lúcido, sucede que en el mismo sueño comencé a notar que había algo raro, como algo que no correspondía con la realidad y me di cuenta que estaba soñando, y hasta intente modificar el sueño, pero al hacerlo desperté de inmediato, aunque después de un poco de práctica pude modificar el sueño. La forma más fácil de lograrlo es la siguiente:

Primero necesitaremos un poco de paciencia, ya que, como mencione antes, se necesita de un poco de práctica, lo siguiente es utilizar las mismas instrucciones, para tener un sueño profético, con el único cambio, de que en vez de que sean cuatro oraciones, sean cinco y que cada vez que termines de hacer las cinco oraciones debemos pensar: “En esta ocasión tengo que controlar mi sueño”. A continuación transcribimos la forma de hacerlo con sus correspondientes cambios:

• Primero hacemos la siguiente oración cinco veces al amanecer, luego cinco veces al medio día, cinco veces por la tarde, y cinco veces antes de dormirnos, por cinco días seguidos.

Oh mi Dios
Tú que eres:
el amanecer y el atardecer
la noche y el día.

Te pido permitas
que Quetzalcoatl
me introduzca
en las aguas del Cielo.

Que allí pueda yo
escuchar:
tu Divina palabra
tu mensaje.

Oh mi Dios
oh Alma Universal
desde la Ciudad del Cielo
desde la gran Teotihuacan
ven en mi favor.

Al terminar la quinta oración pensamos o nos decimos en la mente: “En esta ocasión tengo que controlar mi sueño”.

• Desde que hacemos la primera oración al amanecer, se encienden cuatro veladoras azules en forma de cruz, frente a una imagen de nuestra Divina Señora (Virgen de Guadalupe)

• Es importante el ayuno, que debe consistir en este caso, en no consumir alimentos ni bebidas de las cuatro de la tarde en adelante.

• En el altar, es decir, a donde colocamos la imagen de nuestra Divina Señora, también debemos colocar:
a) Dos floreros con cinco rosas blancas cada uno,
b) Un vaso con agua.
c) una fotografía de nuestro ángel de la guarda (Familiares ó amigos que ya partieron de este mundo),
d) Uno ó de preferencia dos espejos circulares.

• Se coloca una ofrenda a nuestros ángeles de la guarda, que pueden ser por ejemplo chocolates, y algo más que a ellos les haya agradado en vida (Nuestros ángeles de la guarda en la mayoría de los casos son nuestros familiares ó personas que ya han partido de este mundo y a quienes apreciamos mucho en vida, es decir, cuando estaban con nosotros en este mundo).

Segundo Además de lo anterior, dormimos normalmente pero tratando de cansarnos un poco más durante el día, por ejemplo haciendo ejercicio, luego justo antes de dormir, pensamos en que debemos despertar poco antes del amanecer, el caso es, que unos minutos antes del amanecer despertemos, y luego nos volvamos a dormir, como vamos a estar cansados por el ejercicio, ello hará que te sea más fácil lograrlo y no perdamos el sueño, de forma que al despertar pensemos en lo que deseamos soñar, luego volvemos a dormir, y entonces, es muy probable que lo logremos, ya que no siempre es posible lograrlo la primera vez, porque normalmente se necesita un poco de práctica, por lo que no debemos darnos por vencido a la primera.

Nota: El que lo intentemos al amanecer, es porque a esa hora nuestra fuerza psíquica es mayor, y el que pensemos en despertar casi al amanecer, antes de dormir, nos ayuda a hacerlo, ya que normalmente la última idea con la que nos dormimos, es la primera con la que despertamos, por ejemplo, si al día siguiente no queremos que se nos olvide hacer algo importante, simplemente lo pensamos justo antes de quedarnos dormidos. Y para lograr modificar el sueño el secreto es el siguiente: Primero debemos darnos cuenta que estamos soñando, lo que podemos lograr siguiendo las instrucciones que narramos en los párrafos anteriores, Segundo una vez nos hemos dado cuenta que estamos soñando podemos cambiar lo que vemos, simplemente imaginándonos las cosas que deseamos, de forma que al hacerlo van apareciendo en el sueño, pero lo importante es no tratar de modificar todo de una sola vez, porque lo único que lograremos será despertar de inmediato, el caso es ir cambiando cosa por cosa y con calma, por ejemplo, si soñamos que estamos en una ciudad y queremos estar en la playa, lo que hacemos es subir a un automóvil y conducir por un camino que nos saque de la ciudad y nos lleve a la playa, luego, si deseamos ver a alguien, nos imaginamos que no la(o) encontramos, así, poco a poco vamos modificando el sueño como lo deseemos.

CONSULTAS GRATIS: nelamoxtli@outlook.com

C