Amuletos.
Los metales y la madera.


Los metales y la madera son muy importantes en materia de amuletos, ya que suelen ayudar a los Espíritus buenos a estar cerca de nosotros, puesto que los atrae de alguna forma, pero también puede usarse como un arma psíquica, como en en el caso de objetos punzocortantes. Por su parte la madera también es un vínculo con los espíritus, pues proviene de los árboles que representan el pilar cósmico, que es como una columna que une a los planos astrales (La raíz = El inframundo, La parte media = Este mundo, La parte alta = El Cielo), de modo que ayuda a hacer llegar nuestras peticiones a los espíritus buenos, sobre todo cuando se trata de madera proveniente de un árbol muy grande, por ejemplo, cuando quemamos incienso para preparar un amuleto, pues como el humo del incienso tiende a subir hacia lo alto es un signo que da a entender que estamos elevando nuestras plegarias al Cielo, es decir, que estamos enviando nuestra petición a los Espíritus Buenos.