Amuletos.
Sleipnir.

En las batallas, las mejores armas siempre han sido el sigilo, el factor sorpresa, y la velocidad, además de la tecnología, pero en la vida diaria también nos enfrentamos a muchas batalla, ya sea por conseguir un empleo, un ascenso, un amor… pero aún en ese tipo de luchas, el sigilo (La discreción), el factor sorpresa y la velocidad siguen siendo cosas de gran importancia, de modo que cuando queremos llevar a cabo algo importante, siempre es útil la discreción, ya que si le contamos nuestros planes a todo mundo ó peor aún, alardeamos y presumimos, es muy probable que llegue a oídos de nuestros enemigos y competidores, quienes no dudaran en tratar sabotearnos. Pero muchas veces también es importante hacer las cosas con rapidez, pues si somos demasiado lentos, alguien más nos ganara y no podremos lograr nada. Por todas esas razones siempre será importante comenzar por hacer una buena estrategia, pero una vez la tengamos lista, debemos actuar con toda discreción y prontitud. El punto es que la prosperidad y el éxito dependen de mucho trabajo y algo de suerte, por lo que, para ayudar en esos casos, les presentamos el talismán para hacer las cosas con velocidad y eficacia: “El dije de Sleipnir”. Sleipnir pertenece a la antigua religión nórdica y es el caballo de Odín, un caballo de ocho patas cuya principal virtud es la velocidad, de modo que Sleipnir ayuda a Odín a ganar las batallas con gran rapidez, aún antes de que sus enemigos puedan reaccionar, de ahí que es un excelente talismán para ganar cualquier batalla, sumado a que en el lenguaje de los símbolos, el caballo siempre ha sido la clave para ganar las batallas importantes.