Amuletos.
Las armas y escudos psíquicos.

Por un lado tenemos los escudos psíquicos como los amuletos de plata y los cuarzos que absorben la energía negativa; por otro lado hay amuletos como tijeras, que por su filo y simbolismo, cortan los vínculos psíquicos negativos. En cuanto a las armas psíquicas, son las que lastiman a los espíritus malignos que tratan de sabotearnos, entre ellas tenemos el cuchillo y espada, que por ser de metal, jalan al ente maligno y el filo los lastima, en cuanto al mango del arma, lo ideal es que sea de madera ó piel (Materiales de origen orgánico, ya que por su composición química formada principalmente por Carbono, Hidrógeno, Oxígeno y Nitrógeno, tienden a servir de vínculo entre los planos astrales). También existen los distractores, que es otro tipo de defensa psíquica, en este caso son amuletos que distraen o confunden a los espíritus malignos, como son los objetos que se arman y desarman, de modo que, por ejemplo, un juguete Lego bien armado, puede ser un buen distractor.

Revista Nelamoxtli/ Agosto del Año 06.